Redacción EC

Científicos de Estados Unidos afirman que dieron un importante paso en el aprovechamiento de la para generar energía. La revista "" informa que, por primera vez en la historia, dos experimentos de fusión nuclear efectuados en el Laboratorio Nacional Lawrence Livermore (LLNL, por sus siglas en inglés), cerca de San Francisco, California, consiguieron producir más energía de la que se utilizó para desencadenar la .

Sin embargo, los investigadores advirtieron que todavia queda un largo camino que recorrer para alcanzar el objetivo final, es decir, la generación de energía suficiente para operar un .

Los científicos están muy interesados en hacer viable la -considerada la fuente energética del futuro-, debido a que el suministro de hidrógeno como combustible para generar la reacción es prácticamente ilimitado.

EL SANTO GRIAL DE LA ENERGÍA

El proceso de generar una energía de igual o superior a la energía utilizada para confinar el combustible se conoce como ignición. Ésta es considerada el Santo Grial en la búsqueda de energía por fusión nuclear.

Un paso clave en ignición es lograr lo que llaman ganancia de combustible: que la energía generada a través de la reacción de exceda la cantidad de energía que se depositó en el combustible de fusión.

Aunque la ignición es la máxima meta, el lograr ganancias de combustible mayores a 1 por primera vez se considera un hito.

Los cientíticos del LLNL lograron que partículas alfa -núcleos de helio producidos en el proceso de fusión de isótopos de higrógeno deuterio-tritio (DT)- depositaran su energía en el combustible de DT, en lugar de fugarse.

La partículas alfa calientan el combustible aún más, incrementando el ritmo de reacciones de , produciendo así más partículas alfa. Este proceso de retroalimentación es el mecanismo que conduce a la ignición.

Como se infromó en "", el proceso fue demostrado en una serie de experimentos en la que el rendimiento de la fusión se incrementó por un factor de más de 10 comparado a experimentos anteriores.

Estos resultados tiene importantes implicaciones para el futuro de la generación de energía. La es el proceso que da energía a las estrellas, incluido nuestro Sol.