(Foto: Pixabay)
(Foto: Pixabay)
Redacción EC

Es capaz de adaptarse a diversos medios y puede multiplicarse en todo tipo de alimentos. Es tan resistente que puede sobrevivir dentro de una refrigeradora. Se trata de la Listeria, una de las principales causas de infecciones alimentarias en el mundo.

Si bien es cierto, esta no suele ser letal en la mayoría de casos, ya que la gastroenteritis que causa puede ser controlada con facilidad, sí puede tener graves efectos en mujeres embarazas, ancianos o personas con el sistema inmune debilitado.

[]
[]

En junio, cinco personas murieron en Reino Unido a raíz de una listeriosis (Listeria monocytogenes) tras haber ingerido sándwiches y ensaladas preembalados contaminadas con la bacteria en un hospital.

Las personas con enfermedades graves como el cáncer y la diabetes están en especial peligro, según dijo a la AFP la agencia Public Health England (PHE).

Los casos de Listeria suelen presentarse en ambientes hospitalarios, por lo cual su mortalidad puede incrementarse. Por ello, además, es uno de las principales causas de infecciones intrahospitalarias en el planeta.

Los recientes casos reportados en el Reino Unido se debieron a alimentos envasados infectados. Lo mismo sucedió el año pasado en Australia, donde murieron tres personas y una decena resultó gravemente enferma tras haber consumido melones contaminados con Listeria. El origen fue una granja de Nueva Gales del Sur, reportaron medios locales.

La listeriosis puede manifestarse hasta seis semanas después del consumo del producto contaminado, y sus síntomas son fiebre, escalofríos y dolores musculares.

(Foto: Pixabay)
(Foto: Pixabay)

En los años 90, los brotes de Listeria en Europa estaban relacionados a contaminación de embutidos y salchichas. En lo último años, los casos se han vinculados a productos lácteos no pasteurizados, frutas y verduras crudas, incluso pescado, según la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA, por sus siglas en inglés). 

Sin embargo, la Listeria también ha mostrado aplicaciones menos dañinas. Un estudio de la Universidad de Yeshiva dio a conocer en 2013 una terapia que usaba esta bacteria para atacar células del cáncer de páncreas y eliminaba el tumor.

Síguenos en Twitter: