Redacción EC

SAO PAULO. Al menos 229 personas murieron por en en lo que va de 2015, la mayoría en el populoso estado de Sao Paulo, donde mosquitos transgénicos comienzan a ser usados para combatir esta enfermedad, convertida ya en epidemia.

El Ministerio de Salud de dicho país informó el lunes que suman 745.900 brasileños infectados en las primeras 15 semanas del año, un alza de 234% respecto al mismo período del año pasado. Equivale a 67,8 personas infectadas cada 100.000 habitantes, una epidemia según los parámetros de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Fuente: AFP