OMS diseña plan para combatir a las superbacterias
OMS diseña plan para combatir a las superbacterias

GINEBRA. Los países miembros de la Organización Mundial de la Salud (OMS) acordaron hoy en Ginebra (Suiza) un plan de acción global para combatir a las resistentes a los , anunció el organismo.

El objetivo del plan, acordado tras un largo debate, es poder continuar garantizando la prevención y el tratamiento efectivo de las infecciones bacterianas mediante medicamentos efectivos y seguros, explicó el organismo.

La resolución fue promulgada por el comité responsable del área en la Asamblea Mundial de la Salud (máximo órgano resolutivo de la OMS), actualmente reunida en Ginebra, y aún debe ser aprobada el martes en el plenario de cierre de la conferencia, algo que se da prácticamente por descontado.

Su aprobación implicará un llamamiento a los 194 países miembros a que en el término de dos años traduzcan los objetivos del plan de acción en estrategias nacionales contra la resistencia a los antibióticos.

El plan de acción exige entre otras cosas mejorar la higiene en los establecimientos hospitalarios para impedir que allí se desarrollen infecciones con bacterias resistentes que conlleven por lo tanto un riesgo de mortalidad.

El peligro de que se desarrolle resistencia a los antibióticos también deberá ser tratado durante la formación de médicos y agrónomos. Expertos de la OMS criticaron justamente que tanto en la medicina humana como en la veterinaria suelen prescribirse antibióticos sin un diagnóstico claro.

Además, en muchos lugares esa clase de medicamentos son de venta libre y se consiguen sin necesidad de presentar una receta médica, añadieron los expertos. Y en muchos establecimientos ganaderos suelen usarse como aceleradores del crecimiento.

Panorama actual

Si bien algunos países tienen normativas para regular el uso de sustancias antimicrobianas, estas son insuficientes y además con frecuencia no son exitosas, explicó la OMS.

El organismo mundial lamentó además que la industria farmacéutica no invierta lo suficiente en el desarrollo de nuevos antibióticos y sí en medicamentos que prometen depararles mayores ganancias.

El plan apunta además a que los antibióticos continúen estando o comiencen a estar al alcance de la gente en los países en vías de desarrollo. También prevé ayuda financiera y técnica para esos países y plantea la necesidad de controlar en forma más efectiva y coordinada la propagación de gérmenes multiresistentes.

Según la OMS, unas 700.000 personas mueren cada año a consecuencia de la resistencia desarrollada por las bacterias a los antibióticos.

Los antibióticos revolucionaron la lucha contra las enfermedades bacterianas, que antes de su descubrimiento con frecuencia eran mortales.

Sin embargo, su uso abusivo e inadecuado ha llevado a que las bacterias y otros microorganismos desarrollaran una resistencia cada vez mayor a medicamentos de efecto antibiótico, como es el caso de la penicilina. Por eso, el efecto de estos medicamentos es cada vez menor y en casos extremos, nulo.

Fuente: DPA