Tomás Unger Golsztyn

En 1994 se observó, por primera vez, la colisión entre dos objetos en el espacio: Júpiter y el cometa Shoemaker-Levy 9. La gravedad del planeta partió al cometa en varios pedazos; por lo menos 21 de estos tenían entre 300 m y 2 km de diámetro. De las colisiones registradas, cuatro causaron explosiones que crearon agujeros en la atmósfera de Júpiter del tamaño de la Tierra.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más