(Foto referencial: Pixabay)
(Foto referencial: Pixabay)
Redacción EC

Un equipo de investigadores de la Universidad de Tala Aviv (TAU) ha hallado un tumor en la cola de un de más de 60 millones de años, el mismo que aún hoy se presenta en las personas, según un estudio publicado en la revista.

“Un hallazgo inusual en las vértebras de la cola de un joven dinosaurio de especie herbívora, común en el mundo hace 66-80 millones de años”, dijo la doctora Hila May del Departamento de Anatomía y Antropología de la mencionada entidad.

-[]

-[]

►[]

La cola fosilizada de un joven reptil extinguido, que vivía en una pradera en el sur de Alberta, Canadá, albergaba los restos de una protuberancia de 60 millones de años, que fue identificada como parte de la patología de Histiocitosis de Células de Langerhans (HCL).

Se trata de una enfermedad rara y a veces dolorosa que todavía afecta a los humanos, especialmente a los niños menores de 10 años.

“Había grandes cavidades en dos de los segmentos de las vértebras, que fueron desenterrados en el “Dinosaur Provincial Park” en el sur de Alberta, Canadá”, agregó la investigadora.

Vertebras de dinosaurio con rastros de tumor. (ASSAF EHRENREICH, TEL AVIV UNIVERSITY)
Vertebras de dinosaurio con rastros de tumor. (ASSAF EHRENREICH, TEL AVIV UNIVERSITY)

Respecto al estudio, las osamentas del dinosaurio fueron analizadas por un escaneo avanzado. “Escaneamos las vértebras de dinosaurios y creamos una reconstrucción computarizada en 3D del tumor y los vasos sanguíneos que lo alimentaron. Los análisis micro y macro confirmaron que, de hecho, era HCL. Esta es la primera vez que se identifica esta enfermedad en un dinosaurio”.

Según May, los sorprendentes hallazgos indican que la enfermedad no es exclusiva de los humanos y que ha sobrevivido durante más de 60 millones de años.

“Este tipo de estudios, que ahora son posibles gracias a la tecnología innovadora, hacen una contribución importante e interesante a la medicina evolutiva, un campo de investigación relativamente nuevo que investiga el desarrollo y el comportamiento de las enfermedades a lo largo del tiempo”, agregó el colega de May, Israel Hershkovitz.

La doctora dijo que con esto se está “tratando de entender por qué ciertas enfermedades sobreviven a la evolución con el objetivo de descifrar qué las causa para desarrollar formas nuevas y efectivas de tratarlas”.

Con información de Emol, GDA


TAGS RELACIONADOS