Varios países se han propuesto eliminar los vehículos a combustión, pero esta alternativa podría darles otra oportunidad. (Foto: pexels.com / Khunkorn Laowisit)
Varios países se han propuesto eliminar los vehículos a combustión, pero esta alternativa podría darles otra oportunidad. (Foto: pexels.com / Khunkorn Laowisit)
Redacción EC

El transporte vive un periodo de cambio. Frente a los vehículos basados en el uso de combustible fósil, y que emiten altos niveles de , han aparecido los autos eléctricos y de otras energías renovables como alternativa más saludable, moderna y ecológica.

En ese escenario es que la Unión Europea se ha planteado dejar la venta de vehículos de combustión nuevos en el 2035. Sin embargo, una nueva investigación de la Universidad de Berkeley podría prolongar el uso de los vehículos convencionales.

LEE TAMBIÉN: Bill Gates aumentará su fortuna con millonaria inversión en este negocio

Este método se basa en un material que podría utilizarse en chimeneas industriales, tubos de escape de los vehículos y otras fuentes de dióxido de carbono para recortar drásticamente las emisiones, informó la

Este material es la resina de melamina, un polímero que se utiliza como principal componente de la formica. Según el medio, el material era usado para el aislamiento eléctrico y hoy se usa en utensilios y revestimientos industriales.

A este material se le suma otros como formaldehído y ácido cianúrico. De esa manera, mediante un proceso se crean poros que pueden absorber el CO2, con una eficacia de 90%.

LEE TAMBIÉN: La IA de Meta sobre Mark Zuckerberg: “No me gusta mucho. Es una mala persona”

“Este trabajo crea un método de industrialización hacia la captura sostenible de CO₂ mediante redes porosas. Esperamos poder diseñar un futuro accesorio para capturar los gases directamente desde el tubo de escape de los coches”, explicó Haiyan Mao, investigadora postdoctoral de la UC Berkeley.

Según las pruebas que se hicieron, esta red logró absorber en una de las pruebas casi todo el dióxido de carbono de una mezcla de gases de combustión en unos 3 minutos.




Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más