Evaluamos el Samsung Gear VR
Evaluamos el Samsung Gear VR

Era uno de los dispositivos que los fanáticos de la tecnología esperaban, pero que no imaginaban que llegaría tan pronto al Perú. La .

Claro Perú me facilitó un visor Gear VR de Samsung por varios días y puedo asegurar que se trata de un aparato que –pese a algunas limitaciones- lleva el entretenimiento casero a un nuevo nivel.

DISEÑO

El Samsung Gear VR tiene un aspecto muy futurista, teniendo al plástico como material principal. Sus dimensiones (198 mm x 116 mm x 90 mm) permiten colocarle un smartphone con pantalla de hasta 5,7”.

Pesa tan solo 310 gramos y gracias a la ayuda de las correas elásticas se ajusta al tamaño de cabeza del usuario. No resulta pesado cuando lo tenemos colocado en la cabeza y no incómodo su uso, sin embargo si lo usamos por demasiado tiempo podría dejarnos marcas sobre el rostro.

Sobre la derecha tiene un panel de controles táctiles. En realidad se trata solo de un botón central, que reacciona cuando se pasa el dedo sobre él desde atrás hacia adelante, de arriba a abajo y en sentido contrario. También se encuentra en esa zona el botón de retroceso y, sobre la parte baja, el control de volumen.

En la parte superior central del visor hay una perilla que permite afinar la nitidez. De esta manera los usuarios que son cortos de vista (como yo) pueden usar el dispositivo sin necesidad de tener sus anteojos puestos.

DESEMPEÑO

Los expertos no dudan en calificarlo como el mejor visor de hasta el momento. Pensé que era una exageración, pero tengo que coincidir.

Tanto en la visualización de videos de acción real como de fotos panorámicas o gráficos generados por computadora ofrece una verdadera experiencia inmersiva. Esta se incrementa sustancialmente cuando se usa con auriculares que cubran todo el oído.

Los Samsung Gear VR se compatibles solo con algunos los modelos de smartphones más modernos de la marca coreana (Galaxy Note 5, Galaxy S6 Edge+, Galaxy S6 Edge y Galaxy S6). Aquí aprovecha las grandes especificaciones de estos aparatos  y permite, por ejemplo, sacarle el jugo gracias a su gran sensibilidad a los movimientos de la cabeza del usuario.

Sin embargo, no todo es perfecto. Como ya mencioné, solo funciona con los smartphones más modernos de Samsung. Además, requiere de la instalación previa de una serie de aplicaciones y controladores para su correcto funcionamiento.

Ya se sabe que existen muchas aplicaciones en la tienda de Google listas para la realidad virtual, así como miles de videos en 360° ya alojados en YouTube. Sin embargo, el Samsung Gear VR obliga aa salir del entorno Android, pues los videos y aplicaciones que se pueden utilizar con este dispositivo solo se pueden descargar desde la tienda de Oculus. La otra opción es utilizar contenido cargado previamente en el teléfono inteligente y alojado en la biblioteca del sistema.

Otra de las limitaciones es que, en la mayoría de los casos, aún no permite el desplazamiento libre del usuario dentro del ambiente virtual. Es decir, solo podemos ser espectadores más que protagonistas de la acción. Hay algunos juegos disponibles, pero requieren accesorios adicionales (como controles) para poder usarlos.

La parte interior del visor está recubierta por una espuma para no maltratar el rostro. Sin embargo, esta puede causar calor y que se empañen los visores internos.

PRECIO

Claro vende este dispositivo por la compra de un Galaxy S6, S6 Edge, S6 Edge Plus o Note 5, previo pago de S/.199 adicionales.

CONCLUSIÓN

El Gear VR de Samsung es un dispositivo que eleva a otro nivel el entretenimiento en casa. Incluso quienes no son aficionados a la tecnología no podrán resistir a su encanto. Es una buena excusa para renovar su smartphone.