El celular sería lanzado antes de concluir el año y busca competir con el Galaxy Fold. (Foto: Twitter)
El celular sería lanzado antes de concluir el año y busca competir con el Galaxy Fold. (Foto: Twitter)
Redacción EC

El próximo 13 de noviembre, en Los Angeles, Motorola prepara un gran anuncio. Nadie duda que será el regreso del Motorola Razr, el que llevó a la compañía al primer puesto en ventas con su aparición, en 2004: un teléfono con tapita que por su diseño y delgadez representó una revolución en el mercado.

El nuevo Razr será diferente: un teléfono plegable, como el Samsung Galaxy Fold o el Huawei Mate X. Pero estos dos últimos transformar un smartphone de tamaño convencional en una tableta pequeña.

El Razr, según las patentes de Motorola y las filtraciones de rigor, va en sentido contrario, es decir, cuando está abierto tiene un tamaño normal (con una pantalla de 6,2 pulgadas), y se cierra para hacerlo más compacto en el bolsillo.

No se sabe mucho más sobre este dispositivo, excepto algunas especificaciones. Los rumores indican que llevará un chip Snapdragon 710, coincidiendo con la política de la compañía de evitar el hardware de muy alta gama y optar por alternativas más modestas; 4 o 6 GB de RAM, 64 o 128 GB de almacenamiento, una batería de 2730 mAh y una pantalla interna OLED de 6,2 pulgadas, además de una pantalla externa, en la tapa, para ver notificaciones y demás. El precio rondaría los 1500 dólares, un número que suena abultado hasta que se lo compara con el de otros smartphones flexibles (de 2000 a 2500 dólares).

“La Nación” de Argentina, GDA

Síguenos en Twitter...