Redacción EC

La muerte de en 2013 por un accidente vehicular no acabó con la amistad que su familia tuvo con la de Vin Diesel, productor de la saga "Rápidos y furiosos" y uno de los protagonistas.

Tan grande fue su amistad que ha pasado a la siguiente generación: sus hijas. Meadow de 20 y Hania de 11 años, hijas de Paul Walker y Vin Diesel respectivamente, han demostrado que al igual que sus padres tienen una magnífica relación.

A través de su cuenta de Instagram, Meadow Walker ha compartido una fotografía al lado de su “ángel”, la primogénita de VIn Diesel, que aparece de lo más sonriente en la imagen.

Ver esta publicación en Instagram

with my angel

Una publicación compartida por Meadow Walker (@meadowwalker) el

De esta manera, el actor que interpreta a Dominic Toretto también ha compartido una imagen de Paul Walker con Hania cuando era pequeña.

"Es estupendo formar parte de algo que vive dentro y fuera de las pantallas, generación tras generación... tu creatividad inspira", escribió Diesel en el mensaje que acompaña la imagen.

Pese a que han pasado ya seis años desde su muerte, Paul Walker sigue presente en el día a día de Diesel. Incluso, el actor que encarna a Toretto llamó a su tercera hija Paulina en honor a su amigo.