Redacción EC

La actriz estadounidense cumple 48 años este martes 29 de octubre, y recordamos uno de los momentos más oscuros de su vida, y cómo logró volver a la cima de su carrera. La intérprete fue detenida por la policía en Los Ángeles en diciembre de 2001 por robar ropa y accesorios valorizados en 4.700 dólares Las cámaras de seguridad de la exclusiva tienda de Saks Fifth Avenue la delataron. Este evento marcó su carrera y su vida.

Después del robo en la famosa tienda, Ryder pasó de ser una de las mejores pagadas de Hollywood a desvanecerse por completo de la vida pública.

NO FUE A PRISIÓN

Un año después, en diciembre de 2002, la estrella de “Stranger Things” fue sentenciada a tres años de libertad condicional, 3700 dólares de multa y 6355 dólares de lo robado.

“La atención mediática que recibí me avergonzó muchísimo. Yo preferí no decir ni una palabra al respecto. No publiqué un comunicado No hice absolutamente nada. Simplemente esperé a que la gente lo olvidase”.


Winona Ryder

La estadounidense además del pago de las multas, se sometió a terapia por cleptomanía y cumplió 480 horas de trabajo comunitario a las que fue condenada, que sirvió en el Centro Médico City of Hope de Los Ángeles.

Winona Ryder eligió cumplir sus trabajos comunitarios en un centro de niños ciegos y en otro de ayuda a enfermos de VIH.

ESTUVO EN SILENCIO

La actriz se mantuvo en silencio sobre lo ocurrido en diciembre de 2001, y recién en agosto de 2007 conversó con la revista Vogue sobre el evento. “Si hubiese hecho daño físico a alguien hubiese sido algo totalmente diferente. La atención mediática que recibí me avergonzó muchísimo. Yo preferí no decir ni una palabra al respecto. No publiqué un comunicado No hice absolutamente nada. Simplemente esperé a que la gente lo olvidase”, dijo en aquella vez.

Ryder también declaró al medio estadounidense que después de lo ocurrido se trasladó a San Francisco para vivir cerca de sus padres y tomó la decisión “consciente de no trabajar”.

Además, indicó que su familia la apoyaron en todo momento y que ninguno de sus miembros se enfadó con ella por lo ocurrido, además de explicar que “prácticamente” no ha vuelto a tomar pastillas desde entonces.

"Stranger Things" marcó el regreso de Winona Ryder a Hollywood por todo lo alto. Foto: Netflix.
"Stranger Things" marcó el regreso de Winona Ryder a Hollywood por todo lo alto. Foto: Netflix.

DE VUELTA A LA CIMA

Años después, en el 2016, volvió a hablar sobre este tema con la revista Porter. “A nivel psicológico, creo que debía estar en un momento en el que lo único que quería era parar. No me voy a meter en detalles sobre lo qué pasó, pero no fue lo que la gente piensa. ¡Y tampoco fue el robo del siglo! Pero me permitió tener tiempo para saber qué era lo que realmente necesitaba, volví a San Francisco y me dediqué a cosas que... digamos que tenía otros intereses”, reveló Winona.

Además, comentó que muchos de sus colegas le recomendaron que no se aleje del cine. “La gente me decía: ‘No deberías hacerlo, tienes que seguir trabajando porque si no todo el mundo se olvidará de ti’. Pero he aprendido a no escuchar todo lo que me dicen”, aseguró.

La actriz regresa al cine en el 2007 con las películas “The Ten”, “Sex and Death 101” y “The Last Word”.

Después de estas cintas vuelve a probar suerte con otras como “Black Swan”, “The Dilemma” o “Homefront” pero no fue hasta el gran éxito de Netflix “Stranger Things” (2016) que la estrella estadounidense regresa a la cima de su carrera.





TAGS RELACIONADOS