Escena de "Narcos: México". (Foto: Netflix)
Escena de "Narcos: México". (Foto: Netflix)
Czar Gutiérrez

De pronto, un gigantesco retrato del narcotraficante Pablo Escobar aparecía en el punto más neurálgico de Madrid, la Puerta del Sol: “Oh, blanca Navidad”, decía. Si consideramos que meses antes de ese mismo 2016 su rostro había inundado las ciudades más importantes de España a bordo de carteles “Se busca”, el insólito saludo —que mezclaba la pureza sentimental de Nochebuena con la pérfida sustancia que encumbró al delincuente— detonó en la solicitud del gobierno de Colombia a la alcaldesa de la capital española para retirar semejante afrenta a la dignidad de su país.