• Angie Cepeda: "Ya no me veo haciendo telenovelas" - 6
    1/6

    Angie Cepeda: "Ya no me veo haciendo telenovelas" - 6

  • Angie Cepeda: "Ya no me veo haciendo telenovelas" - 5
    2/6

    Angie Cepeda: "Ya no me veo haciendo telenovelas" - 5

  • Angie Cepeda: "Ya no me veo haciendo telenovelas" - 3
    3/6

    Angie Cepeda: "Ya no me veo haciendo telenovelas" - 3

  • Angie Cepeda: "Ya no me veo haciendo telenovelas" - 4
    4/6

    Angie Cepeda: "Ya no me veo haciendo telenovelas" - 4

  • Angie Cepeda: "Ya no me veo haciendo telenovelas" - 1
    5/6

    Angie Cepeda: "Ya no me veo haciendo telenovelas" - 1

  • Angie Cepeda: "Ya no me veo haciendo telenovelas" - 2
    6/6

    Angie Cepeda: "Ya no me veo haciendo telenovelas" - 2

Hace 16 años que no actúa en una telenovela. - Después de "Pobre diabla" (2000), la actriz colombiana se robó el show en "Pantaleón y las visitadoras" (1999) y su carrera despuntó. Tal es así que considera su papel en el filme de Francisco Lombardi como aquel que cambió su carrera y que le sirvió de vitrina para luego protagonizar más de 15 películas y algunas cuantas series.

Precisamente, su último proyecto la tiene afincada en su país natal. Nos atiende en los estudios de Fox Telecolombia, en Bogotá, haciendo un alto a las grabaciones de la serie futurista "2091".

"Este es un proyecto que me asusta, porque es arriesgado. Es diferente a todo lo que he hecho en mi vida", afirma.

En la ficción, Angie Cepeda interpreta a Lila, una 'gamer' profesional que juega en la clandestinidad porque en la época en la que está situada la serie –el año 2091– los juegos de realidad virtual están prohibidos. "Mi personaje es una madre soltera, por lo que debe jugar para sobrevivir y darle a su hijo una vida digna. El destino la lleva a un momento en el que debe tomar decisiones de vida o muerte, en las que la moral pasa a segundo plano", adelanta la actriz.

En la televisión se está empujando a los personajes a tener dilemas morales. ¿Por qué crees que está sucediendo eso y cómo lo abordas en la serie?
Pasa que en la vida real hasta el más bueno tiene pensamientos oscuros, ha tomado decisiones horribles en su vida o le desea el mal a otro. El malvado también tiene su corazoncito. Somos seres humanos y estamos aprendiendo a conocernos y a vivir. Todo el mundo tiene desafíos y conflictos. Es mucho más interesante ver eso en la pantalla porque uno se identifica con esos personajes.

En "2091" la tecnología no ha sido beneficiosa para los seres humanos del futuro. ¿Se trata de una crítica a la falta de comunicación humana debido al avance tecnológico?
Así es, porque uno lo ve día a día: en las calles o restaurantes ves a parejas prendidas del bendito teléfono. Es patético. La tecnología tiene sus ventajas, pero por otro lado divide y se presta para malos entendidos.

¿Les pasa eso a los personajes de "2091"?
En la serie los protagonistas están aislados en naves espaciales y deben competir entre ellos debido a que solo algunos dominan la información y la manipulan a su antojo. Es un mundo de decadencia absoluta, en parte por el mal uso de la tecnología.

En el cine hay un empoderamiento de los personajes femeninos, en filmes como "Star Wars" o "Los juegos del hambre. ¿Hay más personajes como el tuyo en la serie?
Sí, mi personaje tiene a su cargo a un grupo de guerreras, todas mujeres fuertes, hermosas y talentosas.

¿Crees que se ha descuidado el papel de la mujer en las grandes producciones?
Es cierto que siempre hay más personajes interesantes para los hombres, pero cada vez hay más papeles interesantes para las mujeres, eso está claro para mí.

Llevas alrededor de 20 años actuando. ¿Sientes que te has ganado un lugar como actriz en la industria latinoamericana?
No, esta es una carrera en la que uno no sabe lo que puede pasar. Tiene altos y bajos, hay que estar centrados en lo que uno quiere. El trabajo que hace una actriz también tiene que ver con cuántas veces dice no. Llueven bastantes proyectos, pero tienes que ir diseñando la carrera que quieres. A veces te equivocas, pero una siempre tiene que estar agradecida.

¿Volverías a hacer telenovelas?
Hice unas cuantas en Colombia y luego "Luz María" y "Pobre diabla" en el Perú y nunca más se dio la oportunidad. Estoy muy agradecida de haberlas hecho, pero ya no me veo haciendo telenovelas. Hacer una es involucrarte en un proyecto de más o menos un año, y eso es mucho tiempo.

¿Ahora prefieres las series de televisión?
Generalmente terminas encontrándote personajes mucho más interesantes en el cine o incluso en las series. Ha pasado tanto tiempo [desde que hice telenovelas] que ya no me veo, me interesan proyectos más cortos. Pero uno nunca sabe, la vida da muchas vueltas.