Julia Louis Dreyfus demostró que sigue siendo una de las engreídas de la Academia de Arte y Ciencias de la Televisión al llevar el quinto premio  de su carrera por su trabajo en la serie "Veep". "Mejor Actriz Principal de Comedia" fue el título por el que subió al estrado a recibir el reconocimiento, momento que marcó uno de los topes de la ceremonia del Emmy.

Y es que, fiel a su estilo irreverente, Julia Louis Dreyfus optó por bromear con la actual coyuntura política de los Estados Unidos y tomar con humor la candidatura de Donald Trump, candidato que genera particulares anticuerpos entre algunas de las personalidades del arte y el entretenimiento.

"Quiero pedir disculpas por el clima político actual. 'Veep' empezó como sátira política y ahora parece un documental muy serio", dijo Louis Dreyfus, quien le da vida a la vicepresidente de los EE.UU Selina Meyer en la serie. "Prometo de nuevo construir ese muro y obligar a México a pagarlo", continuó la actriz.

Ya en un momento más serio, Julia Louis Dreyfus decidió dedicarle su quinto Emmy a su padre, quien falleció el pasado viernes.

"Le quiero dedicar este premio a mi padre, que murió el viernes. A él le gustaba mucho 'Veep' y su opinión era lo más importante para mí", dijo la actriz, a quien le temblaron las manos y se le quebró la voz en ese momento.

LA POLÍTICA EN LOS PREMIOS
La política se hizo un hueco en la ceremonia de los premios Emmy, este domingo, con la aparición del frustrado aspirante presidencial republicano Jeb Bush y las pullas al candidato Donald Trump.

Jeb, el hermano del expresidente George W. Bush, apareció por sorpresa en una secuencia haciendo las veces de un conductor de Uber.

En el video, toma en su auto al presentador de la gala de los Emmy, Jimmy Kimmel, que hace de nominado nervioso por llegar cuanto antes a la ceremonia de los premios de la televisión estadounidense, y al que Jeb Bush da ánimos diciendo: "Esto es lo que yo he entendido. Si haces una campaña positiva, los electores al final toman una buena decisión".

"Es raro que usted diga eso", replica sorprendido Kimmel.

"Era una broma, Jimmy, ahora baje de mi cohe", dice en tono enojado Jeb Bush, quien no logró despegar en la campaña de las primarias republicanas, que ganó Donald Trump socavando a cada uno de sus adversarios.

En su monólogo de apertura, Jimmy Kimmel se burló también de Mark Burnett, el creador de la emisión de telerrealidad Celebrity Apprentice, en la que Trump tenía un papel central.

"Si no fuera por la televisión, ¿sería Donald Trump candidato a la presidencia?", se preguntó Kimmel. "Gracias a ti, Mark, ya no tenemos que mirar telerrealidad, porque vivimos en ella". 

Courtney B. Vance, quien se llevó el Emmy al Mejor Actor en una serie de edición limitada por "American Crime Story", también dijo: "Obama sale, Hillary (Clinton) entra".

(Fuente: El Comercio/ AFP)

TAGS RELACIONADOS