Ubicada en la región Junín, Kemito Ene está formada solo por familias de la comunidad asháninka. (Foto: Daniel Martínez / WWF-Perú)
Ubicada en la región Junín, Kemito Ene está formada solo por familias de la comunidad asháninka. (Foto: Daniel Martínez / WWF-Perú)
Diego Alzamora

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

En la Cuenca del Río Ene ubicada en , parte de la Amazonía peruana, un conjunto de familias de la ha conformado una asociación para la comercialización del de sus bosques. Se llama “Kemito Ene” (traducido como “Cacao del Ene”) y tiene como objetivo conseguir más productores y encontrar nuevos clientes.

MIRA: World Travel Awards 2021: Perú se lleva tres importantes premios en el ‘Óscar del turismo’

“Han habido momentos buenos y malos. Los primeros años fueron de abundancia, había bastante apoyo. En 2016 Kemito Ene estuvo a punto de cerrar por la mala administración que tuvo”, cuenta Pedro Antezana, gerente de la organización.

El origen de este emprendimiento de la comunidad asháninka, en el año 2010, tuvo que ver principalmente con una necesidad: evitar ser estafados por quienes adquirían sus productos.

MIRA: Perú y los destinos de lujo que pueden ser el viaje que tanto estabas esperando

“Las comunidades nativas no tenían una actividad económica, más estaba basado en comer alimentos del bosque y de los ríos. La forma de adquirir algo era a través de un intercambio. Entonces, muchos de los intermediarios empezaron a ingresar a las comunidades tratando de engañar a la gente. Una olla no vale medio saco de cacao”, explica Antezana.

Gracias al apoyo de organizaciones y fondos de cooperación, los productores asháninkas pudieron organizarse mejor y canalizar sus actividades en el mercado vendiendo al precio justo, sin ser estafados.

MIRA: Perú: Descubre los más de 500 paradisiacos lugares turísticos con el sello Safe Travels

En busca de la sostenibilidad

En 11 años, “Kemito Ene” ha pasado de todo -incluidos un cambio en la gerencia y la pandemia de coronavirus-, sin embargo, poco a poco el negocio empieza a tener más estabilidad y a apuntar a un manejo sostenible económicamente.

“La sostenibilidad de la producción se fundamenta en tres actores: el mismo productor, los actores del Estado que dan soporte técnico al productor y el mercado. Si existe Kemito Ene como negocio es porque existe un mercado”, indica Antezana.

En cuanto a la , el negocio procura que los productores también trabajen en el cuidado y conservación de sus bosques. Ellos viven en la zona de amortiguamiento del y de la Reserva Comunal Ashaninka (RCAS). “Estas comunidades están protegiendo estos bosques contra los invasores, los madereros y los cocaleros”, apunta el gerente.

La asociación produce todos los derivados del cacao. (Foto: Daniel Martínez / WWF-Perú)
La asociación produce todos los derivados del cacao. (Foto: Daniel Martínez / WWF-Perú)
MIRA: Fridays: una opción para las reuniones de fin de año

Los próximos objetivos

Se espera que se sumen más productores. Pedro Antezana señala que, por ahora, casi 460 familias de la comunidad asháninka participan de esta asociación. Sin embargo, ¿cuál es la motivación para formar parte de Kemito Ene?

“Hay dos temas. Existen muchos intermediarios que engañan (a las familias) en el peso. En peso les pagan estafando. Kemito Ene le conviene al productor. Otro aspecto es que ellos se identifican porque pertenecen a una organización indígena. La identidad hace que el productor se sume”, explica.

MIRA: Complejo Arqueoastronómico Chankillo recibe declaratoria como Patrimonio Mundial por la UNESCO

Por esta razón, Antezana espera laborar en la sensibilización y en el apoyo a más productores. “Tenemos más de 10 mil familias en la Cuenca del Ene que probablemente podrían sumarse”, indica.

Por otro lado, el gerente reconoce que otro de sus objetivos es la adquisición de más compradores aunque, por ahora, exportan a Australia y Rusia, y comercializan en menor medida en el mercado nacional. Producen todos los derivados del cacao.

MIRA: Navidad: La ruta de los panetones con sabores innovadores

“Necesitamos ponerle más fuerza a este trabajo en el mercado y proveer a alguna empresa más. Sí existen compradores y clientes de diferentes segmentos. Estamos trabajando mucho en esto y es mucha inversión porque uno necesita mejorar las calidades y presentaciones de los productos”, comenta Antezana.

Actualmente, Kemito Ene cuenta con el apoyo de DEVIDA, organismo público, para ser cada vez más competitivos en los distintos frentes. “Nos está apoyando mucho en el tema de mejorar calidades, en buscar nuevos clientes. Estamos fortaleciéndonos poco a poco y seguramente el próximo año tendremos mejores resultados”, finalizó.

DATO: Kemito Ene ha ganado el Premio Ecuatorial 2019 y fue galardonado por las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), siendo un ejemplo sobresaliente de una solución al cambio climático y al desarrollo sostenible local basado en la conservación de la naturaleza.

Pedro Antezana, gerente de la Asociación de Prooductores Kemito Ene. (Foto: Daniel Martínez / WWF-Perú)
Pedro Antezana, gerente de la Asociación de Prooductores Kemito Ene. (Foto: Daniel Martínez / WWF-Perú)

VIDEO RECOMENDADO

Pavo, panetón y chocolate caliente: ¿Cuál es el origen de la tradicional cena navideña peruana?
Pavo, panetón y chocolate caliente: ¿Cuál es el origen de la tradicional cena navideña peruana? null

TE PUEDE INTERESAR