Redacción EC

Semana Santa es el momento del año que aprovechamos para descansar, hacer una pausa en nuestra rutina y darnos una escapada para conocer nuevos destinos y conectarnos con la naturaleza.

Si aún no sabes dónde pasar estos feriados de abril, pon atención a las propuestas del portal turístico  dentro del departamento de Lima. Elige la que más te guste y empieza a hacer planes.

► 

► 

Lunahuaná
Este valle se caracteriza por sus grandes campos verdes, su caudaloso río ideal para practicar canotaje y un sinfín de parajes perfectos para realizar deportes de aventura.

Otra de las características de este paraíso son las bodegas vinícolas, donde muchos aseguran que se preparan los mejores vinos y piscos del Perú. Pero eso no es lo único, pues tendrás la oportunidad de visitar criaderos de abejas donde apreciarás en vivo la extracción de miel de la manera más artesanal.

Para que conozcas más nuestra historia, Incahuasi o la ‘Casa del Inca’ te abrirán sus puertas para apreciar en todo su esplendor esta pequeña ciudadela Inca, la cual fue construida por orden de Pachacútec como su refugio.

Para pernoctar tienes dos opciones. Acudir a un hospedaje u acampar en medio de la naturaleza, una experiencia única que podrás disfrutar en familia a solo 184 kilómetros de la congestionada Lima.

La práctica de deportes de aventura es una de los atractivos de Lunahuaná. (Foto: GEC)
La práctica de deportes de aventura es una de los atractivos de Lunahuaná. (Foto: GEC)

Santa Eulalia
La Carretera Central será la encargada de llevarte a este edén ubicado al este de Lima. Conocida por la gran oferta gastronómica, Santa Eulalia es el lugar perfecto para pasar unos días de descanso.

Una de las actividades más relajantes en la vida es descansar bajo la sombra de un árbol, algo que podrás realizar sin problemas aquí. Pero si deseas algo más extremo, puedes practicar puenting o rapel.

Cuando estés en Santa Eulalia, no dejes de probar las exquisitas pachamancas de múltiples sabores que tienes a tu disposición. Y para el postre, podrías saborear un exótico helado de palta.

De fácil acceso, este valle está a 50 kilómetros de Lima y puedes llegar en auto propio o transporte público para alejarte por un momento de la realidad.

La pachamanca es uno de los platos más ofertados en este maravilloso edén. (Foto: GEC)
La pachamanca es uno de los platos más ofertados en este maravilloso edén. (Foto: GEC)

San Bartolo
Si lo tuyo es la playa, este destino es para ti. El distrito limeño es ideal para practicar buceo, una experiencia única y tener otra mirada del mar.

Pero esto no es lo único que puedes hacer en San Bartolo, sus olas son perfectas para surfear y si deseas aprender, no te preocupes que en sus playas hay instructores que gustosamente te enseñarán.

Un espacio casi desconocido es el Bufadero o el Suspiro del Diablo, unas peñas donde se esconde una misteriosa leyenda y que te sorprenderá cuando lo visites. 

Los pobladores indican que ahí se escondió el diablo cuando salió en la búsqueda de un alma pero quedó atrapado entre las rocas y cada vez que las olas chocan, este lanza un potente suspiro.

El mar y la arena no es lo único que encontrarás aquí, a pocos kilómetros del balneario se encuentra Las Lomas de San Bartolo, con grandes campos llenos de vegetación donde resalta la flor de Amancaes.

La oferta hotelera creció en este destino limeño, así que no tendrás problema en encontrar algún hospedaje para que tengas un descanso placentero y, sobre todo, disfrutar de los últimos rayos del sol.

El buceo es una de las actividades que puedes disfrutar aquí. (Foto: Turismoi.pe)
El buceo es una de las actividades que puedes disfrutar aquí. (Foto: Turismoi.pe)

Callahuanca
Llegar a este pueblo te transportará a un cuento de hadas. Sus calles empedradas, la amabilidad de su gente y sus deliciosas frutas son las características principales de este mágico lugar.

Conocido por sus sembríos de chirimoya y palta, los campos de este paraje limeño estarán a tu disposición para deleitarte con las frutas más frescas que puedas degustar.

Otros de sus atractivos son la iglesia principal, las ruinas de Cascashoko y Huariquián, el mirador de Chacarán, entre otros.

También cuenta con una gran variedad gastronómica donde resalta la huatia, pachamanca, sopa de cabeza, chicharrones, cuy chactado y platos a base de trucha.

Para llegar, dirígete por la Carretera Central y a la altura del kilómetro 36, toma un desvío que te llevará hacia Santa Eulalia. Continúa el camino hasta Palle y Palle nuevo, pasa por Lúcuma seca, la central hidroeléctrica de Barbablanca y llegarás a tu destino.

Déjate enamorar por la naturaleza de Callahuanca. (Foto: GEC)
Déjate enamorar por la naturaleza de Callahuanca. (Foto: GEC)

Carabayllo
Al norte de Lima está ubicado este distrito pujante del cual desconocemos los atractivos turísticos que tiene para nosotros. Una de las comunas capitalinas más grandes, tiene entre sus dominios múltiples construcciones históricas.

La casa hacienda y capilla De Caballero, es una edificación colonial pegada a un cerro donde destaca el espacio residencial utilizado por sus antiguos ocupantes, así como la imponente capilla construida dentro de ella.

Asimismo, las casas hacienda Punchauca y El Fortín son dos construcciones donde el libertador don José de San Martín se hospedó antes y durante la Independencia del Perú.

Por su parte, el Templo del Zorro, un antiguo observatorio preinca, servía como lugar para realizar ofrendas a los antiguos dioses así como lugar donde nuestros ante pasados se comunicaban con los astros.

La casa hacienda El Fortín es uno de los lugares que cobijó al libertador José de San Martín.  (Foto: Alto Calibre)
La casa hacienda El Fortín es uno de los lugares que cobijó al libertador José de San Martín.  (Foto: Alto Calibre)