Marjhori Oyola

respira historia en cada calle, cada sitio arqueológico, balneario, e incluso es cuna de artistas como la cantante , quien es ganadora de diversas gaviotas del Festival de Viña del Mar y creadora de letras de lucha y empoderamiento a la mujer.

Susan Ochoa nació en el distrito de Pátapo en la provincia de Chiclayo, lugar donde cantó y se subió a un escenario por primera vez. Aún recuerda los nervios que sintió cuando se paró frente a varias personas, pero que ello poco a poco se disipó con el afecto y cariño que le dieron. “Ahí me brindaron los primeros aplausos y fue cuando empecé a soñar mucho más y más. Amo tanto la musica que gracias al público pude sentir que esa es mi pasión”, relata.

La cantante peruana menciona que los Chiclayanos son hospitalarios, buenas personas y que le hacen gala al nombre “La ciudad de la Amistad”. “Me gusta disfrutar del cariño y amor de mi gente, de mis vecinos, de mi pueblo y de mis paisanos. Se conoce a la ciudad de Chiclayo como la ‘Ciudad de la Amistad’, porque la gente es bien cariñosa, le gusta compartir, rápido se hacen amigos y rápido te tienden la mano. Eso es agradable cuando llegas a un lugar lo que quieres es sentir el afecto de las personas”.

La interprete de “Ya no más” decidió viajar a la ciudad a Lima para seguir sus sueños, mostrar su talento y participar en realities de canto. Ella participó en programas como Superstar, La Voz, Los cuatro finalistas, entre otros más. “He vivido allá toda mi niñez hasta los 15 años y luego me fui a Lima. Así como uno emigra a un lugar siempre vuelve a su pueblo. Vine a Lima por trabajo porque en un pueblo siempre hay escasez de trabajo y sobre todo en lo que yo quería que era desenvolverme en la musica. Era primordial que esté en un lugar donde tenga más oportunidades para poder salir adelante y por eso viajaba a cada concurso y regresaba a ver mi familia porque vive allá”.

Sus recomendaciones sobre Chiclayo

Susan resalta la historia y la riqueza que tiene el norte del Perú y en especial Chiclayo. Además, recomienda los destinos turísticos más concurridos y famosos del lugar que la vio nacer y cantar por primera vez. “El Museo Arqueológico Nacional Brüning, Museo Nacional Tumbas Reales de Sipán, las playas de Pimentel, esos son los destinos más visitados y bonitos de mi tierra. También, se come rico y bien servido, en todo el norte se cocina delicioso. Definitivamente tienen que ir están cordialmente invitados a disfrutar del norte, disfrutar de su historia, playa, gastronomía y de la gente”.

Respecto a la gastronomía, la cantante peruana no menciona el nombre de un restaurante en especifico, pero sí resalta la sazón de Chiclayo. “El restaurante que no tiene nombre es el más rico. La gente que cocina en el Mercado Modelo me encanta, a mí me gusta, aunque depende de los gustos. Por ejemplo, encontrar diversos platos como cabrito, chicha de jora, el arroz con pato, tortillas de choclo que se come con ceviche”, cuenta Ochoa y añade entre risas que le gustaría volver a probar esos platillos.

Ya son 2 años que Susan Ochoa no viaja a Chiclayo por estar enfocada en su carrera musical y dedicarle tiempo a sus hijos. “Ya no he vuelto a mi tierra. El día se me va volando pero nunca olvido. Siempre cuando escucho que alguien menciona Chiclayo o Pátapo, me emociona mucho y siento que todavía estoy presente”.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más