Luciana Villegas

Durante la inauguración de Bazar J, la feria de marcas independientes que toma el Centro Comercial Jockey Plaza del 26 al 28 de abril, presentó su nueva colección de invierno. La diseñadora peruana sorprendió con un diálogo fluido entre el lujo y la interculturalidad, que no dejó a nadie indiferente. 

Sobre la pasarela se vieron más de una decena de vestidos de noche inspirados en distintas tribus del mundo: africanas, selváticas y hasta indias. Una fiesta intercultural que fluyó bajo un lienzo bicolor- negro y blanco- que representó el reto que supone la maternidad en su vida. La diseñadora se convirtió en madre hace cinco meses y asegura que es una etapa desafiante. "Es una experiencia caóticamente hermosa", detalla.

Reafirmando el ADN de su marca, los diseños de Anis derrocharon elegancia y feminidad. Vestidos en clave mini y maxi, con escotes profundos en la espalda y algunos 'naked dresses'; fueron elevados con una técnica exquisita de bordado de lentejuelas a mano y con detalles de transparencias. Un proceso que resultó en piezas imponentes y empoderadoras

La esencial intercultural se hizo sentir en cada pieza. Diseños con estampados y bordados alusivos a distintas culturas convirtieron a la modelos en guerreras tribales. Eso sí: el protagonismo lo robaron las tres últimas piezas: las únicas que llevaron pinceladas de tonos rojizos y plateados. 

En cuanto a los accesorios, la magia estuvo a cargo de Ariana Santillana. La diseñadora propuso 15 juegos de pendientes, todos bordados a mano. "Me inspire en los que Anis iba creando. Sobre pasarela hemos mostrados aretes con mucha pedrería y texturas distintos", explica.