¿Por qué hay que tener algo dorado en nuestra decoración?
¿Por qué hay que tener algo dorado en nuestra decoración?
Redacción EC

La decoración con tonos dorados siempre es relacionada con las fiestas navideñas pues suele ser vista como exagerada o complicada de combinar.

La verdad es que tener detalles dorados dentro de una habitación es muy beneficioso por distintas razones. Aquí te presentamos algunas:

1. Añade glamour al espacio. Al añadir toques dorados a los muebles los transforma haciéndoles ver más elegantes y sofisticados. Puedes incluir esos detalles, por ejemplo, en los brazos de un de madera.

2. Ayuda a generar contrastes. Este efecto no solo se da en lo que es el color sino también en el estilo. Si a una mesa antigua de vidrio le pintas las patas de dorado, le darás un aspecto vintage que contrastará con una decoración moderna haciendo lucir interesante el espacio. Lo mismo ocurre si a una pintura moderna la enmarcas con dorado.

3. Se convierte en un punto focal. La facilidad de tener una habitación de un color neutro es que ofrece la opción de jugar con los colores para crear puntos focales. El dorado es un color que funciona muy bien pues resalta por naturaleza. Un buen ejemplo es colocar un candelabro dorado en un cuarto blanco o beige.

4. El dorado añade brillo. Hablar de dorado no es solo referirse a contrastes. Los tonos metálicos han marcado tendencia en la decoración de interiores, especialmente de pues añaden brillo al lugar. Para iluminar un espacio opaco es ideal colocar un papel tapiz con detalles dorados para que reflejen la luz.

5.Le da calidez a un espacio. A diferencia del plateado, que también es muy popular en la decoración, el dorado ofrece una sensación de calidez cuando se coloca en un cuarto. El es un lugar perfecto para experimentar con el dorado pues, además de sumarle calor, le dará un aire de sensualidad.

6.Es un gran acento entre los colores oscuros. Si tienes una habitación donde priman los colores oscuros y fríos, el dorado ideal para hacerla resaltar. Pero debes tener en cuenta que menos es más, especialmente con este tono pues poner demasiado podría convertir un estilo elegante en uno chabacano. Si tienes una pieza central dorada, procura que el resto de detalles sean mínimos.

Ahora, ¿te atreves a decorar con dorado?