Los diseñadores Brandon Quattrone (SoulCycle) y Tyler Jorgenson (SHoP Architects) renovaron por completo esta cocina ubicada en un departamento de Cooper Square, una tradicional zona del Bajo Manhattan, en Nueva York. “Básicamente, tomamos una cocina con ‘buenos huesos’ y solo terminamos de actualizar todos los acabados”, dice Quattrone.

Otro elemento de continuidad es el mármol blanco de tres pulgadas utilizado en todos los mostradores de la cocina, el cual reemplazó, por cuestiones de presupuesto, a la estatuaria que originalmente iban a emplear. “Realmente, nos permitimos los materiales para simplemente ser y no para pedir disculpas por lo que son”, indican.

El proyecto es, sin duda, una lección de dicotomía visual, pero también habla del valor de la simplicidad. No hay colores o patrones llamativos en este esta cocina pequeña y estrecha, gracias a la remodelación, ahora parece ser más grande.

“El apartamento obtiene tanta luz brillante, que debía predominar el color blanco para contrastar con el acero negro, los armarios, el mármol y los azulejos de cerámica”, explica Quattrone. En la galería de la nota, conoce más sobre el proceso de renovación de esta cocina.

TAGS RELACIONADOS