• Convierte tu consola del comedor en el centro de las miradas - 3
    1/5

    Convierte tu consola del comedor en el centro de las miradas - 3

  • Convierte tu consola del comedor en el centro de las miradas - 5
    2/5

    Convierte tu consola del comedor en el centro de las miradas - 5

  • Convierte tu consola del comedor en el centro de las miradas - 4
    3/5

    Convierte tu consola del comedor en el centro de las miradas - 4

  • Convierte tu consola del comedor en el centro de las miradas - 1
    4/5

    Convierte tu consola del comedor en el centro de las miradas - 1

  • Convierte tu consola del comedor en el centro de las miradas - 2
    5/5

    Convierte tu consola del comedor en el centro de las miradas - 2

La consola es el complemento ideal de todo comedor. Además de cumplir roles importantes, como almacenar vajilla y utensilios, y usarse de apoyo al momento de servir, también puede convertirse en un elemento estético que destaque.

“La clave al momento de decorar la consola, es ubicar los elementos de una manera equilibrada. Se recomienda poner una pieza alta, con otra mediana y un tercer elemento más bajo para hacer una buena composición”, explica la interiorista Carla Cánepa. Si la consola mide menos de 1,20 m de largo, no se usa la simetría. Es preferible ubicar un objeto alto al lado de uno más pequeño.

Si la consola destaca por un diseño de líneas suaves y estilizadas, “lo ideal es no llenarla de demasiados objetos que le roben protagonismo”, indica la interiorista Carol Labrin. Si optas por decorarla, coloca dos o tres piezas de tonos neutros como un jarrón y una vasija.

Toques del pasado

Para un toque vintage, es posible colocar un florero de los años 70, un adorno de Murano y una colección de libros. Si la consola es alta y está empotrada, ubica dos maletas antiguas debajo, estas servirán para guardar servilletas o manteles.

El toque clásico lo pueden poner dos , una a cada extremo, que tengan una base torneada; además, un arreglo floral y un cuadro. Para darle pinceladas artísticas a la consola, pon una escultura y al costado del mueble un espejo de pie.

Con información de Giovanna Dioses