CHRISTIAN CRUZ

Fue un día lleno de problemas que Nicolás Fuchs pudo maniobrar y salir casi ileso de los intentos especiales en el Rally de Argentina. Primero fue una pinchadura de llanta y luego un problema mecánico lo obligó a tener que correr con solo la tracción delantera, lo que no lo hizo pelear de igual a igual ante Nasser Al-Attiyah, ante quien perdió un par de minutos.

Pese a los problemas, Nicolás completó el quinto y último especial, pero no llegó a hacer en enlace al parque cerrado, por lo que fue penalizado con cinco minutos. Eso hace que caiga al quinto lugar, pero a solo dos minutos del tercero (Diego Domínguez) y a solo siete del líder Nasser.

“Se rompió el diferencial antes de la partida. El auto andaba solo con tracción delantera y por eso fue complicado ir más rápido”, asegura Fuchs.

Mañana serán cinco especiales más, con más de 160 kilómetros, y el peruano buscará recuperar terreno para subirse al podio el día domingo.