Redacción EC

Las lesiones, a puertas del inicio del Mundial, han llegado como una plaga en todas las selecciones. La última de ellas, . Aunque aún no está confirmada la gravedad de su lesión, las imágenes muestran podría no ser algo leve.

En el , última de los teutones antes del Mundial, el luchaba un balón contra Yedigaryan, el pie izquierdo donde se apoyaba se dobló hacia afuera con mucha fuerza. De forma inmediata se quedó tendido sobre el campo asustando a y al cuerpo médico.

salió del campo con lágrimas de dolor y  ingresó al minuto 45 por él. La gravedad de la lesión de se dio a notar en ese momento, cuando el jugador no podía salir por sus propios medios y médico del equipo tuvo que ayudarlo a caminar.