UNO X UNO: así jugaron los alemanes en la histórica goleada
UNO X UNO: así jugaron los alemanes en la histórica goleada
Redacción EC

Así jugó Alemania el partido de semifinales del Mundial 2014 frente a Brasil, que terminó con el triunfo germano por 7-1 en el estadio Mineirao de Belo Horizonte.

Neuer (8): Apenas tuvo trabajo en la primera mitad en la que fue un mero espectador. Solo intervino para interceptar un centro de Hulk desde la izquierda. Tras el descanso acaparó protagonismo cuando Brasil buscó recortar distancias. Salvó ocasiones claras de Oscar, Paulinho y Ramires.

Lahm (7): Estuvo atento al principio a las acciones de Hulk y Marcelo. Pero en cuanto se rompió el partido tuvo más participación en ataque ante el caos de su rival en defensa. Contribuyó directamente en el cuarto tanto, marcado por Toni Kroos.

Hummels (7): Jugó solo la primera parte. Lo reservó Joachim Löw dada la comodidad en el marcador con vistas a la final. Mientras estuvo en el campo estableció su jerarquía a pesar de haber sido puesto en pocos apuros por Brasil. Se sumó al ataque. Inició la jugada del quinto gol de Alemania.

Boateng (7): Impuso su fortaleza en un partido en el que no requirió una gran exigencia. Brasil apenas atacó por el centro en la primera parte. Se mostró rápido al cruce, como en la jugada de Marcelo, que sacó con limpieza al futbolista del Real Madrid.

Höwedes (7): Lidió con Bernard al principio y a veces Oscar al principio del encuentro cuando el brasileño buscó esa zona. Mantuvo la concentración y estuvo poco expuesto. Apenas salió al ataque aunque tras el descanso no desperdició los espacios que dejó su adversario.

Schweinsteiger (7): Fue clave especialmente en los minutos iniciales de la primera parte, cuando Brasil todavía tenía fe en la victoria. En el arranque mantuvo el equilibrio. Después, tapó cualquier espacio de su defensa hasta que Brasil empezó a romperse. En la segunda parte estuvo más pendiente ante el empuje brasileño, que buscó acortar distancias.

Khedira (8): Firmó un partido redondo. Más adelantado en el campo que cuando juega en el Real Madrid, puso músculo al centro del campo junto con Schweinsteiger. Pero formó parte activa de las salidas de balón de su equipo. Intervino en la mayoría de los goles y se apropió de la autoría de otro. Básico en el esquema de Löw.

Müller (7): Marcó su quinto gol en la competición. El que rompió el partido. Supo buscar el espacio y ganó la espalda a David Luiz. Intentó ampliar su cuenta para liderar también la tabla de goleadores. Participó también asistiendo en otros dos.

Kroos (9): El mejor de su equipo. Su momento de explosión llevó a su equipo a cerrar el triunfo. Tuvo un cuarto de hora mágico que supuso la agitación del partido. Participó en la mayoría de los goles y marcó dos de ellos. Su actuación sentenció el choque. Nunca fue frenado por los jugadores brasileños.

Özil (7): Formó parte del festival arrollador de medio campo hacia adelante que tuvo Alemania, pero careció del mismo protagonismo que su equipo. Estuvo en la línea del Mundial. Toques de clase pero intermitente. Contribuyó pero entró menos en juego y desperdició un buen momento para lucir con brillo.

Klose (8): El veterano delantero del Lazio, fue la apuesta ofensiva de Joachim Löw y cumplió con creces. Tiró de experiencia el veterano atacante, siempre en su sitio y pendiente de fijar la zaga brasileña, a la que tuvo en jaque. Además marcó su decimosexto gol en un Mundial para situarse en el artillero más eficaz de todas las ediciones disputadas.

SUPLENTES
Martesacker (6): Salió en la segunda parte en lugar de Hummels. Formó parte del centro de la zaga con Boaten. Fue especialmente rentable en el juego aéreo. No se le requirió para otra cosa. Apenas se movió de la zona.

Schürrle (8): Aprovechó al límite sus minutos. Salió al campo por Klose y aprovechó las pocas oportunidades. Marcó los dos goles de su equipo en la segunda parte. Nunca tuvo tanto rendimiento un suplente. Una garantía para Löw.

Draxler (-): Salió en el tramo final para sustituir a Khedira. Apenas tuvo protagonismo este prometedor jugador, referencia del nuevo fútbol alemán que apunta por detrás.

No te pierdas

No te pierdas