Real Madrid necesitó 45 minutos para golear 3-0 a Liverpool
Redacción EC

Liverpool (DPA). El derrotó hoy por 3-0 al de manera categórica, rompió el maleficio ante uno de sus verdugos de Europa y se encaminó al clásico ante el con un nivel superlativo. El equipo dirigido por celebró el primer triunfo de su historia contra el y ofreció una clase de fútbol maduro y electrizante en el mítico estadio de Anfield.

El no sólo anotó su primer gol ante el , sino que sumó su primer triunfo en los cuatro encuentros disputados ante los ingleses. Los tres enfrentamientos anteriores habían finalizado con victoria para un que demostró hoy estar a una enorme distancia futbolística del defensor del título de la . Así, el se consolidó como el líder del Grupo B con puntaje perfecto y, a falta de la segunda rueda, dejó prácticamente asegurada la primera plaza de la zona.

Aún sin ni en el once inicial, el equipo español logró mantener el alto nivel futbolístico. Ahora se encaminará al clásico del sábado ante el con una imagen mucho más prometedora que el equipo de y compañía.

RESUMEN DEL PARTIDO
Un doblete del francés (30' y 41') y un nuevo tanto de sirvieron para que el se impusiera con comodidad y para que se confirmara como uno de los grandes candidatos al título, junto al .

Cristiano se mostró imparable otra vez: anotó por noveno partido consecutivo entre partidos de Liga y Champions y apenas quedó a un gol del récord de 71 goles de Raúl como máximo goleador histórico de la competición europea. Como si fuera poco, el luso se desquitó en tierras hostiles y marcó el primer gol de su historia en Anfield. Durante las seis temporadas disputadas en el Manchester United jamás había podido convertir en el estadio del Liverpool.

Ancelotti no desacomodó demasiado el dibujo táctico de las últimas semanas. Colocó nuevamente a Isco sobre la izquierda del mediocampo y el ex jugador del Málaga resultó determinante en las transiciones ofensivas. La paridad en el juego apenas duró 20 minutos. Una vez que el Real Madrid colocó sus piezas en la presión sobre el campo rival, el Liverpool se quedó sin herramientas para visitar el área de Iker Casillas.