Ansu Fati en su primer partido oficial con el Barcelona: 16 años, 9 meses y 25 días. (Foto: AFP)
Ansu Fati en su primer partido oficial con el Barcelona: 16 años, 9 meses y 25 días. (Foto: AFP)
Marco Quilca León

tenía 16 años, 9 meses y 25 días la tarde del domingo pasado cuando hizo su debut oficial con , convirtiéndose así en el segundo jugador más joven en hacerlo detrás de Vicente Martínez Alama (16 años, 9 meses y 5 días). Llevaba la dorsal 31 cuando ingresó al campo de juego en el minuto 78, en la goleada por 5-2 ante Betis por la Liga. En total tocó el balón 20 veces, dio 14 pases (93% de acierto) y ejecutó un disparo al arco. Finalizado el encuentro, y luego de ser aplaudido por más de 90 mil personas en el Camp Nou, . Tantos números y él solo recordará uno: 12.

El resumen del Barcelona vs. Betis, por la Liga de España. (Video: YouTube)

► 

Porque doce fueron los minutos más felices de su vida. Y en ese pequeño lapso de tiempo estuvo jugando al lado de la mayoría de sus ídolos. Un sueño cumplido. Lionel Messi, su referente, no estuvo en el partido por lesión, pero lo recibió en el vestuario con un abrazo fraterno que quedó eternizado en las redes sociales del ‘10’. “Muy feliz por ver a los chicos de la casa cumpliendo sus sueños de llegar al primer equipo y de marcar en el Camp Nou en partido oficial”, posteó en su Instagram haciendo referencia también al otro debutante: Carles Pérez, quien fue titular y anotó.

Es así que Ansu, de origen guineano y nacionalizado español, pasó en poco tiempo de ser una promesa de La Masía a ser protagonista de todas las noticias. No ha cumplido aún la mayoría de edad, no tiene carnet de conducir -hasta hace días iba caminando a entrenar, ahora será imposible-, pero ya encandiló al mundo. Es muy joven para bautizarlo como el sucesor de Messi. A su edad (16 años) debutaron una inmensidad de futbolistas en el mundo: unos triunfaron, otros no. A continuación presentamos una lista de los ejemplos más conocidos en ambos casos.

-Nacimiento de las estrellas-

Después de su auspicioso debut, Ansu Fati tiene dos caminos por delante: el éxito y el fracaso. Solo dependerá de él por donde lleva su carrera. En el primero de los casos hay varios futbolistas que lograron triunfar –y algunos lo siguen haciendo- en la élite del fútbol. Entre ellos están: Francesco Totti, Clarence Seedorf, Paolo Maldini, Ruud Gullit, Eden Hazard, Kylian Mbappé, etc.

‘Il Capitano’: Era 28 de marzo de 1993. Un tal Francesco Totti, con apenas 16 años, 7 meses y un día, hizo su debut con la camiseta de la Roma. En la posición de mediapunta, el italiano jugó en la victoria por 2-0 ante el Brescia. Ese fue el primer párrafo del libro de un genio que supo levantar una Copa del Mundo (2006). En sus 24 años ininterrumpidos que estuvo en la ‘Loba’, Totti recibió ofertas de grandes equipos de Europa, pero prefirió ser jugador de un solo escudo. Se retiró en el 2017.

La ‘Pantera’: 16 años, 7 meses y 27 días tenía Clarence Seedorf cuando jugó su primera partido en Primera. Fue un 28 de noviembre de 1992. Defendiendo los colores del Ajax, el volante fue partícipe en la goleada (3-0) ante el Groningen. Desde su debut, Clarence mostraba grandes cualidades. Ganó cuatro Champions League: Uno con el Ajax, otro con el Real Madrid y dos con el AC Milán. Luego de colgar los botines en el Botafogo de Brasil (2014) decidió ser entrenador.

Un muro italiano: Su estreno oficial con el Milán ocurrió un 20 de enero de 1985. Paolo Maldini cumplía 16 años, 7 meses y 25 días cuando defendió los colores del AC Milan, equipo donde su padre, Cesare, fue ídolo en las décadas del 50 y 60. Paolo ingresó en el segundo tiempo en el empate 1-1 ante Udinese. Al inicio jugó de lateral por izquierda, pero de a pocos se fue asentando en la posición de central. En el 2009, año en que fue considerado uno de los mejores defensores de la historia, anunció su despedida del fútbol profesional. En la actualidad es director deportivo del club milanista.

Un todoterreno: Para poder ver el debut de Ruud Gullit con el Haarlem holandés hay que remontarnos al 19 de agosto de 1979. Con 16 años, 11 meses y 18 días, fue titular ante el Masstricht (2-2). El futbolista fue ubicado en ese partido como defensor central, una posición totalmente distinta a la zona donde se hizo famoso. Gullit fue un jugador fantástico, explosivo y polifuncional: jugó en casi todas las posiciones del campo y siempre lo hizo bien. También fue campeón con Holanda en la Eurocopa del 88.

La joya belga: Los que lo llegaron a ver dicen que Eden Hazard desde muy niño tenía un futuro prometedor. Por eso no sorprendió su debut con el Lille (24 de noviembre del 2007) de Francia cuando tenía 16 años, 10 meses y 17 días. Fue en un 2-0 ante el Nancy y jugó 12 minutos. El belga tuvo en la Ligue 1 su trampolín para llegar al Chelsea en el 2011 y ser uno de los referentes. Esta temporada arribó al Real Madrid por más de cien millones de euros y busca ganar la Champions League.

El presente y futuro de Francia: Hace cuatro años (2 de diciembre del 2015 para ser exactos), Kylian Mbappé se estrenó con la camiseta del Mónaco (1-1 ante el Caen). Tenía 16 años, 11 meses y 12 días y ya deslumbraba al mundo del fútbol. En Rusia, el atacante fue una de las figuras de Francia para conseguir el título de la Copa del Mundo 2018. Actualmente, y a su corta edad, es el referente del PSG y lo quieren clubes importantes como el Real Madrid y la Juventus.

-Se perdieron en el tiempo-

El segundo camino, el del fracaso, también está presente. Hay muchos casos de futbolistas que se quedaron en promesas. De un día para otro estaban en la cima y no supieron mantenerse en la élite.

Era el nuevo Pizarro: Hace 17 años, Fernando García entró a los libros del fútbol peruano al ser el jugador más joven en debutar en la profesional. Solo tenía 13 años cuando el recordado entrenador Medardo Arce lo hizo arrancar en un partido del Juan Aurich ante Estudiantes de Medicina en el estadio Elías Aguirre de Chiclayo. El técnico lo bautizó como el “nuevo Claudio Pizarro”, pero su presente es totalmente distinto al del goleador del Werder Bremen. Fernando, que aún mantiene su récord, se retiró en el 2016 jugando en la Segunda División con el Willy Serrato. Hoy cumple funciones dirigenciales en el Juan Aurich.

Ayuda paternal: El mes pasado cumplió recién 23 años, pero Mauricio Baldivieso ya jugó en siete clubes de Bolivia. Su carrera empezó a los 12 años, cuando su padre, técnico en ese entonces del Club Aurora, decidió hacerlo debutar y convertirlo en el jugador más joven en el mundo en jugar un partido de primera división. Su temprana edad hizo que su nivel caiga y cambie de equipo constantemente. Hoy tiene un presente irregular en el San José de Oruro.

Un ‘Rei’ sin corona: Reimond Manco es el ejemplo perfecto de lo que no tiene que hacer un jugador con proyección. Debutó en Alianza Lima a los 16 años, 7 meses y 16 días. Fue un 8 de abril del 2006 en la victoria 2-0 frente a Alianza Atlético. Su carrera fue en ascenso. Después de un gran Mundial con los ‘Jotitas’, el atacante se fue al PSV de Holanda, donde estaba Jefferson Farfán. Pero nunca se afirmó y empezó a pasar por distintos equipos. Hoy está peleando el descenso con Sport Boys.