DIego Maradona perdió la vida en noviembre del 2020 en su domicilio en Tigres, Buenos Aires. (Foto: AP)
DIego Maradona perdió la vida en noviembre del 2020 en su domicilio en Tigres, Buenos Aires. (Foto: AP)
Redacción EC

En noviembre del 2020, el mundo del fútbol vivió uno de los golpes más duros de su historia. Diego Armando Maradona perdió la vida en su domicilio en Tigres, Buenos Aires, y dejó un gran vacío en los aficionados. Cinco meses después, el ‘10′ no puede descansar en paz, debido a que las investigaciones sobre su deceso son de nunca acabar.

Los encargados de impartir justicia en Argentina, convocaron a una Junta Médica con el fin de determinar si la muerte de Maradona se pudo haber evitado. La Junta viene trabajando desde el pasado 8 de marzo y se espera que en las próximas horas revele un informe final.

John Broyad, fiscal general de san Isidro encargado de las investigaciones, busca determinar cuál era el estado de salud de Maradona en su domicilio en Tigre, si este era el lugar ideal para que se recupere y si algún doctor que lo acompañaba actuó con negligencia.

Se espera que entre lunes y martes la Junta presente el informe y luego se conocerá la situación de cada uno de los siete imputados. La causa de la muerte de ‘El Diego’ podría cambiar de ‘médica’ a ‘homicidio’.

Según explicó Olé en un informe detallado, Leopoldo Luque, neurocirujano y médico personal de Maradona es uno de los principales implicados. La Asesoría Pericial de la Procuración confirmó que el médico falsificó la firma del ‘10′ que aparece en un pedido de historia clínica a su nombre ante la Clínica Olivos. También se le habría encontrado chats y audios comprometedores en su celular.

Augustina Cosachov, psiquiatra de Maradona, Carlos Díaz, psicólogo, Dahiana Gisela Madrid, enfermera de la Cruz Roja, Ricardo Almirón, enfermero, Mariano Perroni, coordinador de los enfermeros y Nancy Forlini, doctora, también son investigados.

El Iphone 7 Plus gris oscuro y un Iphone 8 Plus negro que pertenecían a Maradona al momento de su muerte también están siendo revisados por la fiscalía. Se determinó hasta el momento que seis conversaciones de Whatsapp de cada uno de los teléfonos habían sido borradas.