Redacción EC

Quizás haya sido su último partido en la Bombonera por eso Juan Román Riquelme mostró una nueva genialidad en la victoria de Boca sobre Lanús (3-1). El volante hizo pasar el balón por entre las piernas de un rival sin siquiera tocar la pelota.

El ídolo de Boca, ante la marca, amagó a tocar la pelota pero la dejó pasar, ante la sorpresa de su marcador. Ante esta jugada la reacción de todo el estadio fue unánime: "Riquelme... Riquelme... Riquelme", se escuchaba a viva voz.

Juan Román finaliza su contrato en junio de este año con el equipo xeneize y aún no han hablado de la renovación.