Redacción EC

El fútbol se vuelve a enlutar por una muerte. El delantero Akli Fairuz, del Persiraja, sufrió una fuerta patada en el estómago la semana pasada y falleció el fin de semana producto del choque con el portero Agus Rahman, del PASAP.

El portero no logró controlar un balón y salió a tomar el rebote con la pierna en alto, la que impactó con el delantero.

El golpe le generó lesiones en el intestino y el páncreas de los cuales no llegó a recuperarse.