Jadon Sancho y Marcus Rashford fallaron los penaltis en la derrota de Inglaterra en la tanda de penaltis. (Reuters).
Jadon Sancho y Marcus Rashford fallaron los penaltis en la derrota de Inglaterra en la tanda de penaltis. (Reuters).
Christian Cruz Valdivia

El primer ministro inglés también repudió los ataques racistas contra los jugadores de Inglaterra que erraron sus penales ante Italia en la final de la . Marcus Rashford, Jadon Sancho y Buyaki Saka, tres jugadores afrodescendientes, han sido víctimas de ataques vía las redes sociales que el mundo del fútbol ha condenado.

LEE TAMBIÉN: Lionel Messi: ¿Las contrataciones del Barcelona perjudican su renovación?
Disfruta de los mejores cinco goles de la Copa América 2021
Disfruta del ranking de los mejores cinco goles marcados en la Copa América 2021. En la lista figura el tanto de Yoshimar Yotún ante Colombia en partido que decidía el tercer y cuarto puesto. (Fuente: Latina TV)

“Esta selección de Inglaterra merece ser tratada como héroes y no agredidos racialmente en las redes sociales. Los responsables de esos horribles ataques deberían avergonzarse de sí mismos”, declaró Boris Johnson en Twitter, rechazando lo que se vive en Inglaterra tras caer en la Eurocopa.

Justamente, es la Premier League una de las ligas que más lucha contra el racismo, ya que los casos suelen ser constantes en Inglaterra. Ya antes Rashford, Martial, y el coreano Son han sido víctimas de estos ataques.

Incluso, hace poco Thierry Henry, ídolo del Arsenal y actual entrenador del FC Montreal de la MLS, cerró sus cuentas de redes sociales como reclamo por los ataques racistas. “”El volumen considerable de racismo, intimidación y tortura mental que conlleva son demasiado tóxicos para ser ignorados”, publicó en sus redes sociales, donde pidió que los responsables de estas plataformas vean la manera de controlar la creación de perfiles.

Primeras acciones

La Policía Metropolitana de Londres informó que investiga los mensajes “ofensivos y racistas”. El ministro británico de Cultura y Deportes, Oliver Dowden, aseguró que, se exige a las plataformas a controlar estos mensajes. “Tienen que hacer frente a este problema, porque si no lo hacen, nuestra nueva ley de seguridad en internet les exigirá responsabilidad con multas que pueden llegar al 10% de sus beneficios global”, aseguró el político.

En mayo pasado, el gobierno anunció esta nueva ley, en la que las empresas tecnológicas podrían ser multadas con hasta un 10% de sus beneficios o 18 millones de libras (21 millones de euros) por no impedir los insultos racistas y crímenes de odio.

Lo primero que se ha hecho es que a través de un sistema de inteligencia artificial se borren los mensajes insultantes. “Hemos eliminado cerca de mil tuis, además de suspender permanentemente un grupo de cuentas por violar nuestras reglas”, aseguró un portavoz de Twitter, según cita “El País” de España.


Trome - Violencia y racismo en la final de la Eurocopa

Mientas, desde Facebook, dueña de Instagram, aseguraron que procuran eliminar el contenido nocivo tan pronto sea posible. Además, recomendaron y que se use herramientas de bloqueos contra palabras agresiva. “Nadie debería tener que sufrir ataques racistas en ningún lugar, y no lo queremos en Instagram”, dijo un portavoz de Facebook en Inglaterra.

Además, se informó que la policía abrió investigación para identificar a las decenas de hinchas que intentaron ingresar a Wembley a la fuerza. Estas acciones provocaron que escenas de violencia, ya que lanzaron piedras y latas de cerveza. En los enfrentamientos se registraron 49 detenidos y 19 agentes heridos.

Racismo, un problema social

El racismo en el fútbol de Inglaterra data desde los orígenes del deporte mismo. Sin embargo, existe un caso que pudo cambiar la historia desde un primer momento, pero no se dio. Jack Leslie era un jugador que brillaba en el Plymouth Argyle en 1925. Así, fue convocado para un duelo contra Irlanda, pero el técnico lo desconvocó al enterarse que era negro.

Recién en 1978 un jugador negro pudo vestir la camiseta de Inglaterra, cien años después de que se creara el seleccionado, con la presencia de Viv Anderson en 1978.

La lucha contra el racismo en Inglaterra se intensificó en la década del 90, con la llamada “kick it out” o “Patearlo”. Las asociaciones de fútbol se unieron para esta batalla con la creación de un organismo que viera directamente esos temas. Se avanzó, pero hasta hoy siguen los casos.

Según reportes de la prensa inglesa, durante la temporada 2019-20, la última antes de la pandemia, se registraron 319 incidentes relacionados con racismo en el fútbol, por eso los jugadores se plegaron a la campaña Black Lives Matter. Los capitanes de los equipos se unieron a esta causa.

Mientras, a nivel social, Amnistía Internacional, denunció que, durante la pandemia, se impuso sanciones a personas negras y asiáticas de manera desproporcionada. En mayo del 2020, las 43 mil personas registradas, 10 mil eran negros.

MÁS EN DT