Cristiano Ronaldo convirtió un verdadero golazo. Su disparo de larga distancia dejó sin opciones al portero de Gremio, quien llegó tarde a la pelota. (Foto: AP)
Cristiano Ronaldo convirtió un verdadero golazo. Su disparo de larga distancia dejó sin opciones al portero de Gremio, quien llegó tarde a la pelota. (Foto: AP)

Como en sus mejores tiempos. Cristiano Ronaldo se acordó de volver a convertir golazos de tiro libre. La víctima que padeció la especialidad del luso fue el Gremio, por la final del Mundial de Clubes.


Antes de esta brillante ejecución, Cristiano Ronaldo había tenido una situación bastante similar. Sin embargo, su disparo fue muy fuerte y terminó por encima del larguero.


En esta oportunidad, Cristiano Ronaldo no quiso fallar nuevamente. Así que dosificó la potencia de su remate y este terminó pasando por arriba de la barrera. La dirección fue al lado derecho del golero de Gremio.


En esta edición del Mundial de Clubes, Cristiano Ronaldo alcanzó su segunda diana con el Real Madrid. La anterior conquista fue contra el conjunto árabe de Al Jazira.