Lo que se juegan Sanguinetti y Óscar Ibáñez en el clásico
Lo que se juegan Sanguinetti y Óscar Ibáñez en el clásico
Redacción EC

Un vistazo a la línea de cal termina en las figuras de y . El clásico es de las instituciones y jugadores, pero los entrenadores también se jugarán mucho de su destino en este partido.

Por el lado de Alianza, Sanguinetti ha tenido un año irregular. Obtuvo el Torneo del Inca 2014, pero en el Apertura fue una lágrima. Sin embargo, ahora pelea el Clausura y se muestra muy firme en su intención de ser campeón. Si gana el clásico, tiene mayores posibilidades de alcanzar la meta porque los cremas son rivales directos.

Sanguinetti solo estará en los planes de Alianza si consigue el título nacional 2014. Su contrato acaba en diciembre y se revisó su continuidad en agosto, cuando Claudio Vivas rondó Matute.

Ese fue un momento tenso en Alianza. El equipo que había sido muy competitivo en la primera parte del año se despintó en pocas semanas y ofreció un paupérrimo nivel en la Copa Sudamericana ante Barcelona de Ecuador.

La administración temporal dotó de dos refuerzos importantes al plantel (Christian Cueva y Miguel Araujo) y los grones mejoraron. Por eso, ganar el clásico es fundamental para el charrúa en esta condición.

CREMAS PELEAN
El caso de Ibáñez es menos dramático, pero igual de importante porque hace poco asumió como técnico principal y ha tenido bajas dolorosas en los primeros partidos del Clausura. A pesar de todo está tercero y tiene –por ahora– la anuencia del director deportivo, José del Solar.

El peor escenario para el ex golero sería quedar por debajo del cuarto lugar en el Clausura (ubicación alcanzada por Chemo en el Apertura con menos plantel). Eso llevaría al mánager a tomar alguna decisión y no se descarta que busque en el mercado argentino, en donde se encuentra por estos días viendo refuerzos para el 2015, partidos amistosos y el lugar más apropiado para hacer la pretemporada.

También se sabe que Chemo le ha hecho una oferta a Hernán Rengifo, ya que es muy probable que Raúl Ruidíaz no acepte el severo reajuste económico en los sueldos. El ‘Charapa’ está en avanzadas tratativas.

Así es que Ibáñez necesita el espaldarazo que significa ganar un clásico, después del sinsabor que significó la goleada de 3-0 sufrida ante Cristal.

No te pierdas

No te pierdas