Fernando Alonso, de 41 años, regresó el año pasado a la F1 tras dos años fuera. (Foto: Reuters)
Fernando Alonso, de 41 años, regresó el año pasado a la F1 tras dos años fuera. (Foto: Reuters) / LISA LEUTNER
Daniel San Román

Mientras la categoría se deja impresionar por el recambio, encabezado por el monarca Max Verstappen, un nombre histórico de la categoría ha vuelto a ser noticia en esta primera semana de vacaciones. Se trata del inagotable . El asturiano, a sus 41 años, ha confirmado su presencia en la próxima temporada de la Fórmula Uno, pero esta vez empuñando el volante de un Aston Martin. Una movida que pocos pueden entender tomando en cuenta que Alpine, su actual equipo, viene protagonizando mejores jornadas que su futura escudería.

MIRA: Letsile Tebogo apunta a ser el “nuevo Bolt”: el atleta rompió el récord juvenil de los 100 metros

Aston Martin con la llegada de Alonso suma a uno de los principales desarrolladores de la categoría. Fernando es un gran configurador de monoplazas y la experiencia que posee, en materia de estrategias, puede ser muy beneficiosa para la casa británica. Ante este octavo cambio de equipo en la historia del español, muchos han levantado la voz acusándolo de traición pero lo cierto es que la relación de Fernando con Alpine simplemente está desgastada. Más allá del rendimiento del vehículo, que no es malo, Alonso estaría jugándose por sentirse parte de un equipo con menos conflictos.

La fuga de Fernando de Alpine tiene, aparentemente, un responsable: Otmar Szafnauer. El jefe de la escudería no habría sabido valorar al asturiano y este simplemente ha preferido un vehículo con menos prestaciones, pero mejor clima laboral. En estos días que tanto se habla de “salario emocional”, Alonso le ha brindado a todos los gerentes de Recursos Humanos un caso para estudiar.

¿Qué viene ahora? Diez carreras sumamente incómodas para el español. Es evidente que, si hay una mejora que probar en el equipo no se la pondrán a él y que si en algún momento, en la pista, Alpine tiene que priorizar un piloto será a Ocon. No es que veremos una guerra civil entre ambos, pero es de seguro que la prioridad de detenciones no será para Fernando. Mientras tanto el paddock servirá para alimentar la novela con los gestos que todos buscarán en demasía para encontrar la pieza que aún falta para comprender qué fue lo que tanto ofendió al español para regalar competitividad a cambio de paz para el 2023.

***

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más