Sifan Hassan se clasificó a las semifinales de los 1.500 metros y a la final directa de los 10.000. Ya ganó la medalla de oro en los 5.000 mts.
Sifan Hassan se clasificó a las semifinales de los 1.500 metros y a la final directa de los 10.000. Ya ganó la medalla de oro en los 5.000 mts.
Marco Quilca León

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

Si lo contamos sin mostrar prueba alguna, probablemente parezca mentira. Pero sí ocurrió. Y nada más que en los . A falta de 400 metros para el final en la serie 2 de los 1500 metros femeninos, se cayó tras el tropezón de la keniata Edinah Jebitok. La neerlandesa de origen etiope quedó en el antepenúltimo lugar, pero se repuso. Se levantó sin lamento alguno, recorrió el último giro a lo Usain Bolt en 61 segundos y consiguió una remontada histórica, supersónica. La atleta de 28 años terminó ganando la competencia y clasificándose a las semifinales, instancia que ganó este miércoles 4 de agosto y ahora estará en la gran final.

LEE TAMBIÉN: Sergio Peña llega al Malmö: ¿El campeón de Suecia es un equipo ideal para seguir creciendo?

Los 59 segundos en los que pasó del octavo lugar al primero fueron una muestra de asombrosa valentía y resiliencia. Antes de llegar a la curva final alcanzó al grupo intermedio. Lo superó por afuera, pero seguía en la octava posición, por lo que su clasificación corría peligro. Ya en la recta principal, alcanzó al pelotón de siete atletas. Y las pasó como si fuera una velocista. Lo hizo otra vez por afuera, por el tercer carril, lo que representa correr algunos metros más que los que transitan los atletas que tienen la “cuerda” de la pista.

Hassan, con un tiempo de 4 minutos 05 segundos y 17 centésimas, cruzó la meta con una ventaja de un metro sobre la segunda, la australiana Jessica Hall. En menos de una vuelta pasó a 13 competidoras. Es cierto que su registro no fue de los mejores, quedó decimoséptima en la clasificación general, que lideró la keniana Faith Kipyegon, con 4:01.40. Para dimensionar lo difícil que es levantarse y volver a la carrera en una prueba así, vale mencionar lo que pasó con la desafortunada Jebitok, que provocó el accidente. Terminó duodécima en la serie, con un tiempo de 4:10.80 y fue 36a en la general, por lo que quedó eliminada.

Por si fuera poco, Hassan volvió a competir horas más tarde por la final de los 5.000 metros...y se quedó con la medalla de oro, la primera de las tres que busca conseguir para poner su nombre en la historia: le falta ponerle un check a los 1.500 y 10.000 metros.

Todos se quedaron con la proeza de Sifan en los 1.500 metros -con justa razón-, pero su victoria en los 5.000 mts. es otra gran hazaña. La representante de Países Bajos se impuso a la keniata Hellen Obiri, la principal favorita en esta prueba e imbatida en los que va del 2021. Hassan es la número uno de la en 1.500 y 10.000, pero no en los 5.000, donde manda Obiri. O mandaba.

La atleta de origen etiope busca la mayor proeza nunca antes vista en el atletismo: ganar el oro en mediofondo (1.500 metros), y en las dos del fondo en pista (5.000 y 10.000 mts.). Ya ganó una. Este viernes 6 de agosto competirá en la gran final. Un día después, el sábado 7, partirá en la final directa de los 10 mil. Para ella nada es imposible.

Tokio 2020: Las celebraciones más emotivas en lo que va de los Juegos Olímpicos
Conseguir un espacio en el podio de los Juegos Olímpicos va mucho más allá del talento innato de los competidores. Detrás de cada medalla, existe una historia de esfuerzo y sacrificio. A continuación, repasamos las celebraciones más emotivas de Tokio 2020.

Una historia de superación

La remontada que logró Sifan Hassan en los 1.500 metros es un resumen de su historia de superación. Nació el 1 de enero de 1993 en Adama, Etiopía, pero a los 15 años tuvo que abandonar su país y llegar como refugiada a Holanda (hoy Países Bajos). Instalada en Eindhoven, lo primero que hizo fue estudiar enfermería, aunque su capacidad en el atletismo se impuso a todo.

Luego de ganar la media maratón de Eindhoven en 2011 y dos importantes pruebas de cross en 2012, Sifan obtuvo la nacionalidad neerlandesa a finales de 2013 y desde entonces no ha parado de amasar éxitos.

Momento de la caída de Sifan Hassan (polo color naranja). (Foto: Agencias)
Momento de la caída de Sifan Hassan (polo color naranja). (Foto: Agencias)

A partir de 2016, Hassan ingresó al Proyecto Nike Oregon (NOP), liderado por el entrenador cubano Alberto Salazar, un exfondista que se nacionalizó norteamericano. Con él, la atleta de origen etiope llegó a ganar el doble campeonato mundial en 1500 y 10.000 metros en Doha 2019.

Sin embargo, una investigación por los antecedentes de Salazar terminaron manchando su conquista. El NOP fue acusado de traficar testosterona. Todos los atletas incluidos en el programa quedaron bajo sospecha, aunque no había prueba alguna de casos de doping.

Estoy en estado de shock. Pero quiero dejar claro que la investigación corresponde a una época anterior a mi ingreso en el NOP y por lo tanto no tiene nada que ver conmigo, escribió en sus redes sociales Sifan, luego de conocer la noticia.

La neerlandesa tiene todos los récords europeos en carreras de semifondo y fondo, entre los 1500 metros y la media maratón. Posee el récord mundial de la milla (1609 metros), una distancia que tiene valor en los Estados Unidos, pero que no es representativa de las competencias internacionales.

Más allá de las sospechas por la investigación al NOP, Sifan Hassan quiere poner su nombre en lo más alto de la historia. Tokio 2020 es la cima para ella. Ya consiguió uno de tres, ahora va por las dos que le siguen.

MÁS EN DT

VIDEO RECOMENDADO

Luis Abram: conoce a los peruanos que hicieron historia en la Liga de España
El defensa de la Selección Peruana, Luis Abram, selló su traspaso al Granada de la Primera División del fútbol de España. Recuerda el paso de algunos peruanos que jugaron LaLiga.