Christian Cruz Valdivia

“Era una raqueta andante”. Nadie sabía dónde estaba Gonzalo Bueno hasta que veían unas raquetas moverse por las canchas del Country Club de Trujillo. Era él que se escabullía para ver jugar a su hermano Ronald. Su altura no sobrepasaba la red de un campo, pero sus ganas de competir llegaban tan alto que veía en el tenis su forma de vida.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más