Marco Quilca León

Sin filtro, casi siempre al límite en sus declaraciones como haciendo gala de su etapa de rústico central que caminaba en la delgada línea entre el “siga, siga” y alguna tarjeta. Pero quizá el único ser en la tierra capaz de interrumpir la rutina de Ricardo Gareca con una llamada solo para saludarlo o pedirle en plena entrevista en vivo que luego de Qatar 2022 -Perú jugará el repechaje ante Australia o Emiratos Árabes-, se retire, regrese a Argentina y disfruten tiempo en familia. Es Oscar Ruggeri, el ‘Cabezón’, el mejor amigo del ‘Flaco’ -o ‘Tigre’, como quiera llamarlo- y el único que ha sido capaz de tenerlo como asistente de campo en el Elche, en la Segunda División del fútbol español. Aunque él nunca lo vio así: eran ambos los entrenadores.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más