Novak Djokovic tiene nueve títulos del Abierto de Australia. (Foto: AFP)
Novak Djokovic tiene nueve títulos del Abierto de Australia. (Foto: AFP) / WILLIAM WEST
Redacción EC

El mejor del mundo no estará presente en el primer Grand Slam. Novak Djokovic perdió este domingo su último intento judicial para permanecer en Australia y, así, poder defender su título en el Australian Open 2022. Todo esto, después de que un tribunal autorizara la cancelación de su visado y su deportación por no estar vacunado.

La decisión fue tomada de manera unánime por los tres jueces del Tribunal Federal, que abordó hoy en una vista virtual el recurso presentado por la defensa de Djokovic, quien fue recluido el sábado en un hotel de Melbourne.

La decisión supone que el visado del tenista serbio de 34 años ha quedado cancelado y tendrá ser deportado por lo que no podrá jugar el Abierto de Australia que comienza este lunes.

Según la ley, Djokovic se enfrenta además a una prohibición de regresar al país durante tres años, excepto en ciertas excepciones, que pueden incluir “circunstancias imperiosas que afectan los intereses de Australia”.

El ministro de Inmigración, Alex Hawke, se valió el viernes de sus poderes especiales para cancelar el visado del serbio por motivos sanitarios y del mantenimiento del orden, ya que si se le permite quedarse en el país puede avivar el sentimiento de las personas que se oponen a vacunarse contra la covid-19.

Djokovic viajó el 5 de enero a Melbourne con una exención médica por no estar vacunado, al haber estado contagiado de la covid-19 recientemente, aunque a su llegada las autoridades de Inmigración le cancelaron el visado y lo detuvieron hasta su liberación el pasado lunes por una orden judicial al considerar que no fue tratado con “equidad”.

El tenista fue detenido de nuevo este sábado después de la nueva cancelación de su visado y se encuentra aislado en el hotel Park de Melbourne.

Por el lado de Australia, el ministro de Inmigración, Alex Hawke, responsable de la cancelación del visado del tenista, ha acogido con satisfacción la decisión del Tribunal Federal como un ejemplo consistente con la contundente política fronteriza del país frente a la pandemia.

Acojo con beneplácito la decisión unánime de hoy del Tribunal Federal de Australia, que confirma mi decisión de ejercer mi poder bajo la Ley de Migración para cancelar el visado del señor Novak Djokovic en interés público”, ha manifestado el ministro.