El crecimiento esperado por los analistas para la economía peruana, de alrededor del 2,5% en este y el próximo año, impactaría negativamente en la reducción de la pobreza monetaria, según un reporte del BBVA Research.