La comuna distrital paralizó la obra temporalmente por no cumplir con las medidas de seguridad laboral (Foto: Difusión).
La comuna distrital paralizó la obra temporalmente por no cumplir con las medidas de seguridad laboral (Foto: Difusión).
Redacción Economía

(Por Ana Reátegui, directora de Educación Ejecutiva en ESAN)

Cuando analizamos la economía de un país, podemos hacerlo desde la perspectiva de la demanda, donde las variables claves son la balanza comercial, las inversiones privadas, el de las familias y el . Si analizamos el componente de la balanza comercial, observamos que el contexto económico mundial puede provocar cifras poco alentadoras y podrían presionar a la fuerte elevación del tipo de cambio.

.
​►.

Esta situación podría ser contrarrestada por el ingreso de dinero del exterior para realizar nuevas inversiones. Pero, como sabemos, el ritmo de crecimiento de nuevas inversiones no ha sido auspicioso en los últimos años, y menos aun para la inversión extranjera directa.

Claramente, la importancia de las inversiones no solo se circunscribe a los movimientos del precio de la divisa (que no es poca cosa), sino que golpea principalmente a la generación de empleos de largo plazo, lo que terminará impactando en el consumo de las familias.

Nos queda analizar el gasto del Estado. Las perspectivas de los ingresos tributarios no son las mejores y apretarían la caja. Acaba de ser presentado al Congreso el presupuesto de la nación para el 2020 con un incremento del 5,53% con relación al 2019, en línea con la necesidad de impulsar el gasto. Sin embargo, dado el contexto de ingresos en riesgo, debemos ser muy cuidadosos con el compromiso presupuestal, más aun si el endeudamiento público viene subiendo en los últimos años.

Asimismo, debería tenerse más claro cómo se abordarán las inversiones. ¿Serán por APP? ¿Por el método BIM (Building Information Modeling)? ¿Por obra pública directa? Luego surgen otras preguntas más importantes: ¿Qué proyectos queremos impulsar? ¿Tenemos los estudios realizados? ¿Hemos desarrollado en el Estado las capacidades necesarias para ejecutarlos?

Así, es urgente fortalecer el sistema de inversión pública. Hay que capacitar a los funcionarios.

¿Por qué? Por ejemplo, trasladar más dinero a las regiones no tendría el efecto deseado, pues quienes deben usarlo lo harán en función de sus capacidades, y temerosos de cometer errores. Arreglar esta situación podría convertirse en un problema irresoluble, como hallar la cuadratura del círculo. Comprometerse con el fortalecimiento del capital humano del Estado sería ya un gran legado, que seguramente beneficiaría al siguiente gobierno, pero, sobre todo, nos ayudaría a todos los peruanos.