Los arribos a nuestra ‘maravilla mundial’, Machu Picchu, solo crecieron 0,6% el año pasado, respecto del 2018. (Foto: Archivo)
Los arribos a nuestra ‘maravilla mundial’, Machu Picchu, solo crecieron 0,6% el año pasado, respecto del 2018. (Foto: Archivo)
Carlos Hurtado de Mendoza

Aunque durante los últimos años se ha hablado con insistencia sobre la necesidad de diversificar la oferta turística del Perú frente al mundo, Cusco sigue siendo el motor del turismo hacia nuestro país. Es el atractivo indispensable, la visita obligatoria de quien aterriza por estos lares, nuestra referencia en las antípodas. Para muestra, un dato: Según el Ministerio de Comercio Exterior y Turismo (Mincetur), de los 4,4 millones de turistas nacionales e internacionales que recorrieron el Perú el año pasado, 3,9 millones fueron a la Ciudad Imperial. Es decir, el 89%. Casi todos.