Pizzas, ravioles y ñoquis congelados y lasaña vegetariana con pasta de espinaca extruida son solo algunas de las 20 variedades de la oferta que tendrá Domenico, la nueva marca de pastas artesanales de Tecfarva.

La empresa –de los mismos dueños de la trattoria Elia y la cadena de sanguchería Sancho Pan–planea lanzar estos productos en la quincena de este mes y llegar con ellos al canal horeca (restaurantes y hoteles), a cadenas de tiendas de conveniencia y, próximamente, a supermercados. “Tenemos cerrado acuerdos de comercialización con restaurantes y estamos en conversaciones con dos cadenas de tiendas de conveniencia”, detalla su gerente general, Sebastián Tomasevich.

La expectativa, incluso, es llegar a exportar, revela.

“Nuestra intención es penetrar la categoría de pastas artesanales y ‘premium’ de forma agresiva con precios accesibles que van desde los S/12 (spaguettis en presentaciones de medio kilo) hasta los S/45”, detalla.

CAPACIDAD PRODUCTIVA

Tomasevich señala que producirán, de manera gradual, entre 15 y 20 toneladas de pasta congelada y seca al mes en su centro de producción de Jesús María, la cual pasa por un proceso de secado lento de 12 horas.

En un futuro, además, la empresa apuesta por diversificar su oferta con una línea completa de pastas vegetarianas y lanzar ravioles y fetucchinis de pasta extruida integral.

Tecfarva opera desde hace cuatro años y en este tiempo ha sido la división encargada de producir y proveer de pastas, productos de panadería (panificación) y pastelería, así como del procesamiento de carnes, a la cadena de sanguchería Sancho Pan y a la trattoria Elia, que opera desde hace 38 años con un restaurante en Magdalena.

Sancho Pan, por su parte, posee a la fecha tres locales en Santiago de Surco, Jesús María y Magdalena y está en el proceso de convertirse en franquicia.

OTROS NEGOCIOS

1_Sancho Pan

La cadena de sanguchería estima cerrar el año con un crecimiento de 20%. Para los próximos años apunta a llegar a provincias y estar en centros comerciales.

2_Elia

La trattoria, pese a tener 38 años, también viene incrementando sus ventas en 30% en vista a la diversificación de su oferta con desayunos criollos, por ejemplo, y gracias a la incursión de su oferta en los aplicativos de delivery.