Han pasado casi diez meses desde que el COVID-19 obligó a que las puertas de los cines y las luces de los escenarios se apagaran. A pocos días de dejar atrás un 2020 más que desafiante, vale la pena hacer un repaso de lo que sucedió con estas dos grandes industrias que forman parte del golpeado sector de entretenimiento.
Han pasado casi diez meses desde que el COVID-19 obligó a que las puertas de los cines y las luces de los escenarios se apagaran. A pocos días de dejar atrás un 2020 más que desafiante, vale la pena hacer un repaso de lo que sucedió con estas dos grandes industrias que forman parte del golpeado sector de entretenimiento.
Claudia Inga Martínez