Cada mes, se consumen 12 millones de pollos a la brasa en nuestro país. (Foto: Rolly Reyna/ Archivo El Comercio)
Cada mes, se consumen 12 millones de pollos a la brasa en nuestro país. (Foto: Rolly Reyna/ Archivo El Comercio)
/ ROLLY REYNA

Siete décadas cumple una de las joyas culinarias más queridas del Perú: el pollo a la brasa. Su recorrido gastronómico comenzó en Santa Clara y se ha ramificado por todo el mundo, bocado tras bocado. El camino nos ha dejado marcas muy familiares, como La Granja Azul, hasta llevarnos a la ‘pollo dependencia’: al año comemos 144 millones de estos potajes, por lo menos.