Cabe destacar que próximamente se iniciará una mesa de trabajo con las autoridades para solucionar la situación de conflicto propiciada contra Southern Perú y hallar mecanismos que fomenten una convivencia pacífica en la zona. (Foto: GEC)
Cabe destacar que próximamente se iniciará una mesa de trabajo con las autoridades para solucionar la situación de conflicto propiciada contra Southern Perú y hallar mecanismos que fomenten una convivencia pacífica en la zona. (Foto: GEC)
Redacción EC

Después de más de 53 días de desabastecimiento de agua en el campamento de la mina Cuajone, Southern Perú reanudó la distribución del recurso hídrico a través de las redes de agua, retomó sus operaciones y progresivamente se van normalizando las actividades cotidianas en los centros poblados de Villa Cuajone y Villa Botiflaca.

No obstante, la compañía aún no concluye la reparación de los daños ocasionados por un grupo de pobladores de la comunidad Tumilaca, Pocata, Coscore y Tala en el vertedero del reservorio de Viña Blanca. Efectuadas las evaluaciones en la zona, se logró determinar que el forado ocasionado por los manifestantes en el muro de concreto armado, ha venido generando una fuga de hasta 46 litros por segundo de agua. Inicialmente se estimaba pérdidas de 15 a 20 litros por segundo.

MIRA | Anuncio de referéndum agravaría caída de la construcción

Como se recuerda, el corte de suministro de agua afectó a más de 5.000 pobladores (entre trabajadores y sus familiares) quienes habitan en el campamento, además de generar la paralización de las operaciones de la mina. Asimismo, perjudicó los servicios de atención del hospital de Cuajone y las labores presenciales en los tres colegios que funcionan en el campamento.

La empresa, además de reparar la válvula de agua, que también fue siniestrada, sometió a análisis químico las aguas a fin de garantizar su inocuidad antes de reanudar el flujo de abastecimiento hacia el campamento.

“Lamentamos que la población en nuestro campamento minero haya sido la más afectada por esta medida de fuerza. Invocamos a las autoridades a realizar los esfuerzos pertinentes para que situaciones como estas no se repitan, dado que representan un perjuicio para miles de personas entre trabajadores, madres de familia, niños, jóvenes y, también, personas de la tercera edad”, sostuvo el vicepresidente de Finanzas de Southern Perú, Raúl Jacob.

LEE TAMBIÉN | Jorge Toyama: “En las medidas del Ministerio de Trabajo hay desincentivos para el empleo formal”

Operaciones en marcha

Respecto a las operaciones de mina Cuajone, la compañía informó que estas se reanudaron las primeras horas del sábado tras un diligente trabajo de los trabajadores para poner en marcha todo el sistema: chancadoras, fajas transportadoras, molinos, celdas de flotación, espesadores de concentrados, filtros, etc.

De igual forma se retomó el envío de concentrado de cobre al puerto de Ilo para los procesos correspondiente en fundición y refinería.

Cabe destacar que próximamente se iniciará una mesa de trabajo con las autoridades para solucionar la situación de conflicto propiciada contra Southern Perú y hallar mecanismos que fomenten una convivencia pacífica en la zona. Este clima de paz ha sido constante durante los 45 años de operación de la mina Cuajone en el distrito de Torata, en Moquegua.

VIDEO RECOMENDADO

Pedro Castillo: ¿En qué consiste el proyecto de reforma para una asamblea constituyente enviado al Congreso?
El presidente del Consejo de Ministros, Aníbal Torres, anunció la presentación del proyecto de ley de reforma constitucional para que una asamblea constituyente elabore una nueva Constitución Política. Conoce todos los detalles en este video.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más