¿Por qué Janet Yellen jugará un papel clave en el dólar hoy?
¿Por qué Janet Yellen jugará un papel clave en el dólar hoy?
Redacción EC

(Reuters). La Reserva Federal (FED) de Estados Unidos anunció hoy que el próximo mes terminará con su programa de compra de bonos del Tesoro, aplicado como política de estímulo a la economía, pero apuntó que por un "tiempo considerable" seguirá manteniendo la tasa de interés de referencia en su mínimo histórico.

Sigue a Portafolio también en Facebook

Si se mantiene la expectativa de mejoras en el mercado laboral y en la inflación, "el comité pondrá fin a su programa actual de compra de bonos" en la reunión del próximo mes, apuntó el banco central estadounidense.

La FED decidió hoy reducir por séptima vez este año la compra de bonos en 10.000 millones de dólares y adquirir a partir de ahora títulos por un total de 15.000 millones de dólares por mes, en lugar de los 85.000 millones iniciales.

El banco central estadounidense había comenzado a aplicar esta política en 2012 como medida de estímulo para la economía estadounidense. La intención es generar una presión sobre las tasas a largo plazo y estimular así las inversiones.

Además, la FED comunicó que seguirá manteniendo "por un tiempo considerable" la tasa de interés de referencia en un margen de entre el cero y 0,25 por ciento, en el que se encuentra desde fines de 2008.

Algunos analistas esperaban que la FED eliminara la referencia temporal en su comunicado, lo que habría representado una tendencia a la normalización de su política monetaria.

Los mercados estimaban hasta ahora que la tasa podría aumentar en el verano (boreal) de 2015. Sin embargo, tras una serie de datos coyunturales positivos algunos expertos consideraron que la decisión podría tomarse antes.

El Comité de Mercado Abierto de la FED indicó que mantiene la tasa sin cambios porque la economía estadounidense aún no se recuperó lo suficiente de la recesión que sufrió hace cinco años. Según expresó, la economía crece a un ritmo "moderado".

La Reserva Federal redujo además sus perspectivas de crecimiento de la economía estadounidense para el próximo año del 3,1 por ciento al 2,8 por ciento.

ANUNCIOS ADICIONALES
La baja inflación fue también mencionada como una causa para no dar señales concretas de un cambio en la tasa de interés. La inflación cayó en agosto al 1,7 por ciento, por debajo de la meta de la FED, del dos por ciento, que registró en julio.

La presidenta de la FED, Janet Yellen, dijo en una conferencia de prensa que la inflación se acercará lentamente a su meta. Además consideró que la situación económica prácticamente no registró cambios y que sigue habiendo incertidumbres.

Por otra parte, Yellen aseguró que el estancamiento de la economía europea y el temor a una deflación representan un riesgo para la economía mundial.

La ejecutiva reveló que el "muy bajo nivel de inflación" y el "lento ritmo de crecimiento" de la Unión Europea (UE) fueron tema de conversación en las reuniones de esta semana de la Fed.

"Es uno de los tantos riesgos para la economía global", dijo Yellen, que consideró que una aceleración del crecimiento económico europeo sería "buena para la economía mundial y la de Estados Unidos".