Módulos Temas Día

Más en Mundo

Alemania: ¿Por qué el partido de hoy le costaría US$233 millones?

El partido determinará qué equipos pasan a la siguiente ronda del Mundial de fútbol. A la hora de la transmisión en Berlín, alrededor de un 30% de los empleados todavía están trabajando

Si todos los trabajadores ven el partido de Alemania versus Corea del Sur, con una media de una hora de trabajo perdida, eso podría costar a la economía entre 130 y 200 millones de euros.

Si todos los trabajadores ven el partido de Alemania versus Corea del Sur, con una media de una hora de trabajo perdida, eso podría costar a la economía entre 130 y 200 millones de euros.

Los seguidores alemanes que vean el enfrentamiento decisivo que se dará este miércoles en el Mundial de Rusia 2018 de su selección contra Corea del Sur podrían costarle a la mayor economía de Europa hasta 200 millones de euros (US$233 millones).

El partido, que determinará qué equipos pasan a la siguiente ronda del Mundial de fútbol, comienza a las 4 p. m., hora de Berlín, cuando alrededor de un 30% de los empleados alemanes todavía están trabajando, según el Instituto de Investigación Económica de Colonia.

Si todos los trabajadores ven el partido, con una media de una hora de trabajo perdida, eso podría costar a la economía entre 130 y 200 millones de euros.

Los cálculos se basan en estimaciones de costes laborales y de vacaciones en Alemania, y se aplican a los trabajadores que, entre otros criterios, aún no tienen horarios de media jornada o están de vacaciones.

Rusia 2018. El partido será decisivo para ver qué selecciones pasarán a octavos de final. (Foto: Reuters)

Rusia 2018. El partido será decisivo para ver qué selecciones pasarán a octavos de final. (Foto: Reuters)

El experto en mercado de trabajo del instituto, Christoph Schroeder, dice que también podría haber efectos positivos para la productividad. Según él, "no siempre se trata de dinero, sino también de crear lazos entre equipos".

Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos
Ir a portada