El Perú ya cuenta con 60 fábricas de creación de software
El Perú ya cuenta con 60 fábricas de creación de software

Una de cada tres empresas ha sufrido un económico en los últimos dos años, según la última encuesta de crimen económico global realizada por PwC este año. Los tipos más comunes de crímenes fueron la apropiación indebida de activos (64%), el crimen (32%) y el soborno y corrupción (24%).


El 14% de los encuestados afirmaron que las pérdidas por delitos económicos ascendieron a más de US$1 millón.

Sin embargo, en cuanto a la tendencia en la incidencia de todos los tipos de crímenes económicos, el único que registró un alza fue el cibernético, que en el 2014 solo fue reportado por el 24% de los encuestados.

Este resultado pone una alerta en la estrategia de seguridad cibernética para las empresas, riesgo sobre el que el empresariado peruano aún no tiene mucha conciencia, señala Orlando Marchesi, socio principal de PwC Perú.

El ejecutivo añade que solo un 37% de las empresas en el ámbito global declara tener un plan operacional ante la incidencia de cibercrímenes. A pesar de que la conciencia sobre este tipo de delito aún es baja, “en el Perú, sí se observa una demanda creciente sobre estos servicios”, detalla Marchesi.

Perfiles
En casi la mitad de los casos reportados, el actor que incurre en el crimen es un trabajador de la misma empresa. Además, el informe indica que estos se originan en mandos medios y senior, aunque se reporta que los ‘junior’ colaboraron en gran medida en la ejecución de los delitos.

Según el informe, el origen del problema es que los códigos de ética y estrategias de ‘compliance’ muchas veces se quedan en el papel y no se encuentran debidamente internalizados en la cultura organizacional.