Más del 50% de los conciertos dejan pérdidas en el Perú
Más del 50% de los conciertos dejan pérdidas en el Perú

Desde hace unos cinco años, nuestra capital ya figura en el radar de las giras latinoamericanas de los grandes artistas. En lo que va del 2014, los tres conciertos más importantes del año –One Direction, Metallica y Paul McCartney– atrajeron más de 89 mil espectadores y, de acuerdo a cifras de la Sunat, movieron alrededor de S/.22 millones

¿Bastante, no? Sí, pero esa cifra no necesariamente se ha traducido en ganancias. Según Jorge Fernández, presidente del Comité de Espectáculos Artísticos de la Cámara de Comercio de Lima, los costos operativos de montar un concierto en nuestro país se encarecen al no tener un  coliseo exclusivo, lo que repercute en el valor de las entradas.

Para montar un concierto tenemos los estadios y al Jockey Club, si son eventos de 15 mil personas. Solo por el uso del espacio pagamos US$18 mil”, cuenta . Ello sumado al contrato con el artista limita la posible rentabilidad a un 20%.

A nivel del mercado, el directivo de la CCL advierte una tendencia a la baja en los últimos dos años. “Notamos una caída del 20% del 2011 al 2012 y creemos que el año pasado sucedió lo mismo”, indica.

La opinión de Johnny Ramos, gerente de operaciones de la Sunat, va en esa línea, pues asegura que el regulador fiscaliza los ingresos de los eventos con grandes expectativas de recaudación, pero “hay varias ocasiones en las que no alcanzan la proyección estimada”.

Sin embargo, no todos coinciden. El empresario Coqui Fernández, director general de Evenpro Perú, considera que más que tendencia a la baja, el mercado está cambiando. “Estamos frente a un mercado aún novel, que se está volviendo más exigente. Ya no es como antes, que venía un artista y todo el mundo compraba [entradas], ahora [el público] espera a tener más alternativas para decidir en qué gastar su dinero”, puntualizó.

CUESTIÓN DE GUSTOS

Fernández destaca otra característica del mercado peruano: las segundas visitas no son tan exitosas, sobre todo de los artistas anglosajones. “Paul [Mc Cartney] costó US$2,5 millones y la puesta en escena alrededor de US$1 millón. Si ves su recaudación, no hay ganancia. Más del 50% de los conciertos arrojan pérdidas”, apuntó. 

A su turno, el director general de Evenpro Perú comenta que eso no es una constante. “A nosotros nos fue bien con Metallica. Creo que se trata de estudiar más al mercado, ahora es más exigente”, concluye.

MÁS LOCALES PARA EVENTOS

Los costos de montar un concierto podrían reducirse en un 50% con un recinto exclusivo para este fin, afirma el director general de Evenpro Perú, Coqui Fernández. “Hoy gastamos US$500 mil para un concierto en un estadio; podríamos gastar solo US$250 mil si tuviéramos un Gran Rex [Argentina] o un Movistar Arena [Chile]”, detalló. El vocero de la CCL, Jorge Fernández, espera que el construya un coliseo multiuso –con miras a los Juegos Panamericanos– que pueda servir para conciertos. ¿Cómo debería ser? Para un coliseo de 20 mil personas, tendría que ser de 10 hectáreas, con un espacio para 3 mil autos, dice el titular de la productora. 

Ambos también resaltaron que los auspicios aún son muy escasos en nuestro medio. “Otra razón por la que todos los costos van a las entradas es porque no hay auspicios, como sucede en otros países”, apuntó Coqui Fernández.