El piloto se aplicará al sector agroindustrial de Piura y Junín. (Foto: GEC)
El piloto se aplicará al sector agroindustrial de Piura y Junín. (Foto: GEC)
Redacción EC

Los ministerios de Comercio Exterior y Turismo () y de la Producción () anunciaron hoy la creación de la “Ruta Productiva Exportadora”, a través de la cual se construirá una plataforma de servicios para incrementar la competitividad e internacionalización de las micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes) exportadoras o con potencial exportador del país.

► 
► 

Con la implementación de esta iniciativa, las mipymes podrán acceder a un portafolio completo, ordenado y eficiente de servicios públicos de desarrollo empresarial, que brindan diversas instituciones públicas como Promperú, el Instituto Tecnológico de la Producción (ITP), Sierra Exportadora, entre otras.

El piloto de este programa se aplicará al sector agroindustrial de las regiones de Piura y Junín, donde se espera apoyar, al menos, a 120 mipymes del rubro.

La Ruta Productiva Exportadora implicará una inversión superior a los US$ 1.5 millones y tendrá una duración de 33 meses (julio 2019 a marzo 2022).

“Con la Ruta Productiva Exportadora, las mipymes aprovecharán mejor su potencial y ampliarán su participación en los mercados nacionales e internacionales ya que podrán adoptar buenas prácticas de calidad, de innovación tecnológica para el desarrollo de su oferta, de la incorporación de modelos de negocios enfocados en la exportación, entre otros aspectos clave para el éxito de los negocios”, indicó el titular del Mincetur, Edgar Vásquez.

Resaltó que la ejecución de esta iniciativa está alineada a los pilares del Plan Estratégico Nacional Exportador (PENX 2025), la hoja de ruta para el desarrollo del sector exportador peruano.

Por su parte, el viceministro de MYPE e Industria, Óscar Graham, destacó que, mediante esta estrategia de articulación productiva, las podrán tener respuestas a sus demandas de servicios empresariales para acceder a nuevos mercados, aprovechar economías de escala y encontrar instrumentos que incentiven su mejora productiva y tecnológica.

“De esta manera, se contribuye a la creación de un ecosistema favorable para el desarrollo de la competitividad, promoviendo la utilización de servicios públicos de desarrollo empresarial articulados en favor de las mipymes”, añadió.