"Las concesiones no se demoran solo por la gestión pública"
"Las concesiones no se demoran solo por la gestión pública"

SILVIA MENDOZA M. / 

Los retrasos en la ejecución de los compromisos de inversión son patentes y el nuevo titular del , , es consciente de ello. A continuación sus impresiones a casi un mes de asumir la cartera. 

Sigue a Portafolio en  y 
 
— Usted ha asumido la cartera que concentra la mayor parte de la inversión pública y que tiene los proyectos con mayores retrasos. ¿Cuáles son las prioridades con las que llega?
Sí, esta es la cartera que concentra parte importante de la . Este es un ministerio que ha hecho un esfuerzo grande para la expansión de la infraestructura. Solo en el período 2011 y 2016 vamos a tener S/.30.000 millones de inversiones ejecutadas en el sector. Además con el doble de compromisos de inversión a futuro. Lamentablemente las obras públicas y las concesiones tienen etapas que a veces generan impaciencia. Ya estamos tomando medidas como el fortalecimiento de la Dirección de Concesiones, duplicando el personal para atender más rápidamente los temas que se vayan presentando. En lo que se refiere a los concesionarios, estamos urgiéndolos a acelerar las inversiones comprometidas.

— ¿Hay proyectos específicos que tengan mayor urgencia para su gestión?
Estamos abarcando tanto como transportes. En el primero ya tenemos la red dorsal concesionada y en ejecución, ahora estamos trabajando para avanzar las 21 concesiones de las redes regionales. Adicionalmente queremos avanzar en el acceso de las personas a este servicio. En tenemos la parte urbana, con la línea 2 del metro, que ya comienza obras en el patio de maniobras en agosto, paralelamente ya se están avanzando los estudios de ingeniería. Además en octubre vienen novedades en cuanto al material rodante. 
 
— ¿Cómo se le pide celeridad al sector privado, cuando hay concesiones que tienen hasta 4 años de retraso porque el Estado no ha cumplido con su parte? Es el caso, por ejemplo, de la IIRSA Centro.
Los proyectos tienen una secuencia de trabajo. Estamos tratando de ir más rápido, pero hay temas de gestión. En el caso de la no hay que perder la perspectiva de lo que se quiere hacer; que es resolver el tráfico en la conexión de Lima hacia el centro del país y viceversa. Ante ello estamos analizando una iniciativa privada que va a establecer un corredor alternativo; adicionalmente estamos trabajando como obra pública otro corredor alternativo. Esto se suma a la misma concesión de la carretera. 
 
— Estamos a meses del inicio de obras de los proyectos gigantes, como la ampliación del Jorge Chávez, la construcción del aeropuerto de Chinchero y la línea 2 del metro. ¿El fortalecimiento de la Dirección de Concesiones es la respuesta a las demoras?
De nuestra parte sí, esta es la solución al cuello de botella. Pero aquí pasan más cosas que el tema de la gestión pública. Tenemos la necesidad de comunicar que queremos las inversiones ya. Si para eso se tienen que tomar decisiones, las vamos a tomar.
 
— En lo que se refiere directamente a la IIRSA Centro, ¿cómo se piensa resolver el atraso?
Lo que puedo decir es que estamos reuniéndonos una vez a la semana con para dar soluciones prontas a este tema.
 
— Su antecesor dijo que en setiembre ya se habría destrabado el proyecto.
No le puedo detallar, pero sí vamos a tener una solución global pronto.
 
— ¿La solución incluye la negociación de una adenda con el concesionario?
Tiene que ver con la concesión, pero también con las otras soluciones que he mencionado, como son los corredores complementarios. En el tema de adendas, es importante de nuestra parte tener capacidad de respuesta. Por eso cuando me preguntas ¿qué estamos haciendo para ir más rápido? Una primera cosa es tener más personal especializado y lo segundo es tener más comunicación, tanto con Ositrán como con los concesionarios.

— ¿Y qué pasa con el aeropuerto Jorge Chávez? Se supone que a estas fechas ya deberían haber comenzado las obras de ampliación, pero parece que el cruce de la pista con la avenida Gambetta lo impide.
Hemos conversado con ellos. Respecto a los terrenos, en agosto entregaremos lo que falta. Eso nos va a permitir conversar [con LAP] sobre las inversiones.
 
— En el caso de DP World, concesionario del Muelle Sur, la firma está esperando luz verde para iniciar la segunda etapa. ¿Cuándo se va a producir esto?
Ellos tienen la obligación contractual de hacer las inversiones [de la segunda etapa]. Lo que ahora están haciendo es presentar propuestas. Ha habido reuniones y comunicaciones con sobre el proyecto. 
 
— Lo que ellos proponen no estaba previsto en el proyecto original, por eso es que necesitan la aprobación del sector.
Claro, ya hemos empezado con ese trabajo. Pero hay que tener presente que el concesionario tiene una propuesta, pero el ministerio tiene el deber de velar por los intereses del Estado. Estamos en este proceso. Los equipos técnicos hacen comentarios de las propuestas y eso motiva ajustes de parte del privado.
 
— Hay un punto que me llama la atención y es que DP World quiere destinar su segunda etapa al movimiento de carga suelta. Pero la lógica de las concesiones portuarias del Callao le dio ese monopolio a APM Terminals en el Terminal Norte. ¿Aceptar la propuesta de DP World no implicaría problemas para la concesión de su vecino?
Hay que evaluar la situación. Entiendo que hay un tema de competencia y mi visión es que esta es buena. Pero también es cierto que la competencia genera más estrés al concesionario. Entonces tenemos que ver cómo administramos ese estrés.
 
— ¿Eso implica que habrá competencia por la carga suelta?
Eso lo digo como un principio. Sin embargo, lo primero que tiene que velar el país es la parte contractual.
 
— Es decir que tienen que evaluar ambos contratos.
Así es. Como principio optamos por la competencia, pero sobre todo por el respeto a los contratos.